Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno quiere que sea el secretario de Estado quien comparezca en el Congreso antes de la cumbre europea

Abre una ronda de contactos con los grupos más grandes para informarles de la evolución de las negociaciones entre la UE y Reino Unido
El Gobierno quiere que sea el secretario de Estado para la UE, Fernando Eguidazu, quien comparezca en el Congreso de los Diputados de forma previa a la cumbre europea de los días 18 y 19 de febrero para que explique el estado de las negociaciones entre Reino Unido y la UE para establecer un nuevo marco de relación.
En rueda de prensa al término del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno en funciones ha señalado que el secretario de Estado para las Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha abierto una ronda de conversaciones con los grupos parlamentarios más numerosos para abordar con ellos "la evolución de las conversaciones y trabajos que en el seno de la UE se van a producir como consecuencia del asunto de la permanencia del Reino Unido en la UE".
Como se trata de un asunto urgente y trascendente --esta misma semana se conoció la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, a las pretensiones de Londres-- en esta ocasión el Ejecutivo estaría dispuesto a que esa comparecencia ante la Comisión Mixta para la UE que componen diputados y senadores se celebrara no solo justo antes de la cumbre europea, sino incluso antes del encuentro de los ministros europeos de Exteriores que prepararán la cumbre, ha explicado.
La comparecencia del secretario de Estado se produciría así "antes de que se fije una postura que luego ya vincula mucho de cara a los ulteriores pasos en el Congreso de los Diputados", según la portavoz del Gobierno.
"Nuestra intención es que o bien el Ministerio de Asuntos Exteriores o los 'sherpas' del equipo del presidente del gobierno, los técnicos, puedan informar de primera mano a los principales grupos sobre este asunto", ha añadido.
SIN CONTROL PARLAMENTARIO EN FUNCIONES
En opinión de la vicepresidenta, el Congreso no tiene actualmente la capacidad de forzar la comparecencia de los ministros del Ejecutivo en funciones, pues éste "no tiene la confianza parlamentaria de la Cámara".
"En un sistema de separación de poderes, el Congreso le otorga la confianza al presidente del Gobierno, que a su vez nombra a los ministros, que a partir de ese momento se someten al control parlamentario. Un Gobierno que no tiene la confianza parlamentaria de la Cámara, no puede ser controlado desde ese punto de vista político", ha argumentado la vicepresidenta.
A un Gobierno en funciones lo controla, ha dicho, la "jurisdicción" de lo "contencioso administrativo" en caso de que pudiera considerar que se ha excedido en sus funciones. Precisamente por este motivo, ha advertido de que "no debe demorarse las votaciones de investidura".
PSOE y Ciudadanos quieren --y así lo han pedido formalmente-- que algún miembro del Gobierno comparezca ante el Pleno de la Cámara antes del Consejo Europeo, y que salga de ella una resolución consensuada entre todos los grupos parlamentarios, dada la situación de interinidad del Ejecutivo de Mariano Rajoy.