Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno subraya que el atentado de Orlando es un ataque contra la "tolerancia"

Los ministros de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y de Defensa en funciones, Alfonso Alonso y Pedro Morenés, respectivamente, han expresado sus condolencias este martes en la Embajada de Estados Unidos por el atentado en Orlando, que ha dejado al menos 49 víctimas mortales, y han subrayado que éste ha sido un ataque contra la "tolerancia".
A las 11.10 horas, Alonso llegaba a pie a la puerta de la residencia oficial del embajador estadounidense, James Costos, donde ondea la bandera a media asta. Escasos minutos después, se acercaba el ministro de Defensa a este mismo lugar. Ambos representantes del Gobierno han firmado el libro de condolencias, que se ha abierto durante dos días para este motivo y que ha sido inaugurado dos horas antes por los Reyes Felipe VI y Letizia, y han hablado durante varios minutos con Costos.
A su salida, el ministro de Sanidad ha dicho a la prensa que en su dedicatoria ha querido expresar "la cercanía con el pueblo de Estados Unidos" y el compromiso del Gobierno en "la defensa de las libertades": "Nosotros somos socios, aliados y amigos" del país norteamericano, ha apostillado.
Según Alonso, este ataque ha sido contra "el estilo de vida" que "une" a España y a Estados Unidos. Un "estilo" basado en "la tolerancia y en que las personas tengan derecho a un desarrollo personal y a vivir con seguridad". "Fueron asesinados por ese odio, por el fanatismo y por la intolerancia", ha remachado, en alusión a que el atentado se perpetró en un club de ambiente gay.
No obstante, el dirigente 'popular' ha querido resaltar --al igual que lo ha hecho Costos--, que "evidentemente" no es sólo un ataque contra el colectivo homosexual sino "contra los Estados Unidos". Por ello, ha destacado que "ésta es una pelea que va a seguir y eso es una lucha muy complicada" en la que hay que "tener capacidad de perseverar".