Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno balear dice seguir trabajando, dentro de sus competencias, para impedir prospecciones en el Mediterráneo

El Govern ha asegurado que sigue trabajando para impedir que puedan realizarse los diferentes proyectos de prospecciones petrolíferas que "amenazan" el Mediterráneo, después de que este jueves haya salido a la luz un informe de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Territorio que señala que en abril de 2013 se realizó una campaña de sondeos mediante cañones de aire comprimido.
Ante esto, el departamento dirigido por Biel Company subraya en un comunicado que desde las diferentes áreas afectadas en la materia y en la medida de sus posibilidades competenciales, "trabaja y lo seguirá haciendo en una única línea: impedir que los diferentes proyectos de prospecciones petrolíferas que amenazan el Mediterráneo puedan realizarse".
"Este Govern también ha anunciado, en reiteradas ocasiones, su voluntad de impugnar cualquier resolución autorizatoria de dichos proyectos", asevera la nota, que apunta que el informe elaborado por la Dirección General de Medio Rural y Marino forma parte del expediente completo que la Comisión Balear de Medio Ambiente presentó al Ministerio en el proceso de alegaciones durante la elaboración del estudio de impacto ambiental del proyecto de prospecciones planteado por la empresa SeaBird Exploration en el Golfo de León.
Un informe que, señala el Ejecutivo balear, "constata la vigilancia que se realiza desde el Govern sobre el medio marino y que se comunicó inmediatamente a la administración central, única competente en aguas exteriores, a los efectos oportunos".
Asimismo, la Conselleria recuerda que el pasado 28 de enero el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente dictó el archivo del expediente del proyecto denominado 'Campaña sísmica en áreas libres del golfo de León, frente a las costas de Cataluña y Baleares' por haberse sobrepasado el plazo de 18 meses que marca la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental para la realización de la fase del 'estudio de impacto ambiental, información pública y consultas' y "ser el promotor (Seabird Exploration) el responsable de dicho retraso".
Finalmente, el comunicado subraya que desde la Comisión Balear de Medio Ambiente, órgano sustantivo en materia medioambiental del Govern, se han emitido informes negativos sobre todos los proyectos de prospecciones sísmicas consultados, tanto en fase de información previa como en fase de estudio de evaluación de impacto ambiental.
Además, recuerda, en el pleno del pasado 30 de enero se aprobó licitar al Ministerio que todos los proyectos de campañas sísmicas en el Mediterráneo se incluyan en un único programa y se sujeten de manera conjunta a una evaluación ambiental estratégica.