Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González-Sinde dice que los videojuegos son arte y una forma de "mestizaje"

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, durante su intervención en la inauguración hoy en Gijón de la V Feria Internacional de Ocio Interactivo Gamelab 2009. EFEtelecinco.es
La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha afirmado hoy en Gijón que los videojuegos forman ya parte del mundo de las artes y ha destacado su potencialidad para desempeñar una importante labor social y configurarse como un elemento de "mestizaje".
La representante del Gobierno central ha intervenido en el acto de inauguración de la Feria Internacional de Ocio Interactivo Gamelab 2009, en la que también han estado presentes el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, y el director del certamen, Iván Fernández Lobo.
En una mesa redonda posterior, han participado el director general de Políticas e Industrias Culturales, Guillermo Corral; el director general de Arvirago Enterteinment, Gonzo Suárez, y los escritores Juan José Millás y Vicente Verdú.
González-Sinde ha recordado que la industria del videojuego factura cerca de 700 millones y da empleo a setecientas personas.
Ha reflejado, además, que el 57 por ciento de productos de ocio adquiridos por los españoles pertenece a este sector y ha contrapuesto el "miedo" de aquellos que ven los "riesgos" y temen por la disolución de la identidad y la reducción de los espacios de intimidad a causa de las nuevas tecnologías con los que, como ella, vislumbran una oportunidad para ampliar espacios de cooperación.
Por ello, ha mostrado el compromiso del Gobierno central por "propulsar el talento" y convertir al sector en una industria cultural del rango del cine, las artes plásticas o la música.
Gonzo Suárez ha pedido a la Administración que "adapte" la vista al nuevo fenómeno y ha rechazado que la "clandestinidad" siga existiendo en torno al sector de los videojuegos puesto que son utilizados por todos los sectores.
Ha advertido del potencial que suponen y ha destacado que ni siquiera los propios expertos pueden analizar hasta dónde llegará su desarrollo y relevancia.
En este sentido, ha considerado que los videojuegos e internet superan las capacidades de "cualquier institución" por su falta de capacidad de control y su capacidad para difundir mensajes.
Millás, por su parte, ha criticado que se hable de esta industria cultural como una novedad interactiva y ha apuntado que los libros o el cine también lo son porque no existen espectadores o lectores pasivos.
No obstante, ha dicho no entender por qué los periódicos no dedican una sección a los videojuegos cuando las cifras demuestran que su uso está tan extendido.
"¿Por qué un artefacto cultural no tiene el reflejo que tiene el cine: por miedo, por ignorancia...?", se ha preguntado el escritor.
Verdú ha añadido que las nuevas tecnologías han modificado el panorama de la interactividad en todos los sentidos y ofrecen un nivel de actuación a los ciudadanos superior al que otorga la política, el sexo, la educación y la vida en general.
Para Guillermo Corral no resulta "llamativo" que el Ministerio considere los videojuegos una industria cultural y ha señalado que lo contrario sería lo que llamaría la atención, dado el carácter "multidisciplinar" y la "capacidad de narración de estas aplicaciones informáticas".
"Nunca he entendido por qué no me han llamado para hacer un videojuego", ha lamentado en este sentido Millás.
A su llegada al acto de inauguración del certamen, que se celebra en el recinto de Laboral Ciudad de la Cultura, González-Sinde ha sido abucheada por un grupo de alumnos de la Escuela Asturiana de Arte Dramático (ESAD) que han pretendido acercarse a ella lo que ha motivado la actuación de la Policía que les ha cerrado el paso y se han producido forcejeos.
Los manifestantes protestaban por la decisión "unilateral" de la Consejería de Educación de suprimir la especialidad de Dirección Escénica lo cual quita a la institución la consideración de escuela superior.