Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González Veracruz insiste en tender la mano a Podemos pese a sus acusaciones "hirientes"

La secretaria de Redes, Participación y Redes del PSOE, María González Veracruz, ha insistido este miércoles en que los socialistas mantienen su mano tendida a Podemos, a pesar del "tono" que ha usado su secretario general, Pablo Iglesias, en el Hemiciclo, y de sus acusaciones "hirientes".
En declaraciones a los periodistas en la Cámara Baja, González Veracruz ha expresado su esperanza en que "haya posibilidades de seguir negociando", porque España "necesita las propuestas" del candidato del PSOE a la Presidencia, Pedro Sánchez.
La diputada murciana ha defendido que Sánchez se ha mostrado "como el presidente que necesita España", mientras Iglesias, al igual que el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, que han estado "en forma, tono y contenido más en pasado".
HACEN "VIEJA POLÍTICA"
"Seguimos con mano tendida a pesar del tono y de las cosas que hemos tenido que escuchar esta mañana", ha dicho. En concreto, preguntada por la acusación de Iglesias al expresidente Felipe González, vinculándolo con los GAL, ha denunciado que este tipo de declaraciones son "más bien un juego del pasado" y no tienen que ver "con la nueva política".
Por eso, ha dicho que espera que los dirigentes de Podemos "recapaciten". "Hay demasiadas personas que necesitan políticas de ese acuerdo y que pueden ser realidad la semana que viene", ha defendido, avisando que esto sólo "depende de qué voten Pablo iglesias y Podemos".
"Creo que hablamos de cosas muy serias para hablar de cosas del pasado, bastante hirientes además", ha remachado, para después defender "la calma" con la que Sánchez ha expuesto su proyecto y ha contestado "a todo, incluso a las provocaciones". "Demuestra elegancia frente a salidas de tono e incluso insultos", ha dicho.