Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González ve "extraordinariamente acertada" la decisión de la Delegación de recurrir ante la Fiscalía el acto de Lavapiés

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha considerado "extraordinariamente acertada" la decisión de la Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, de denunciar ante la Fiscalía el acto convocado para esta tarde en un centro social de Lavapiés al poder incurrir en posible enaltecimiento del terrorismo. El acto ha sido ya cancelado por los propios convocantes.
Esta misma mañana, la Delegación del Gobierno en Madrid ha presentado ante la Fiscalía General del Estado una escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, para pedir la prohibición de este acto por "enaltecimiento del terrorismo o humillación a las víctimas contemplados en el artículo 578 del Código Penal".
"Todos aquellos actos que, al parecer según he oído de la Delegación de Gobierno, son exaltaciones del terrorismo están absolutamente prohibidos por nuestra legislación y por lo tanto, tiene que ser evitadas", ha afirmado el presidente preguntado por la decisión de la delegada del Gobierno de denunciar ante la Fiscalía el acto convocado para esta tarde en el centro social Potemkin de Lavapiés.
"Por lo tanto, me parece extraordinariamente acertada la medida", ha aseverado González, quien ha señalado que "todo lo que sea impedir actos de exaltación del terrorismo, o todo lo que soporta la estructura del terrorismo" en España es "indispensable".
Además, ha considerado que hay que aprovechar para reiterar lo que, se ha visto este fin de semana, que es "un llamamiento a la cordura al PNV para que no se sitúe, como al parecer a hecho con manifestación en apoyo de los presos etarras del otro día, y vuelva a senda de partidos nacionalistas en defensa de la Constitución y del Estado de Derecho".
Asimismo, ha sostenido que "hay exigir a los representantes de ETA que renuncien a las armas, se rindan, pidan perdón se disuelvan y pidan perdona a víctimas". "En esto no caben ni atajos ni recorridos cortos", ha remarcado.
Finalmente, los convocantes del acto han decidido cancelarlo por el "hostigamiento mediático y las presiones simultáneas de la Delegación del Gobierno en Madrid y de grupos fascistas".