Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González llama a la movilización de votantes socialistas y antepone a Rubalcaba frente a un Rajoy "que no sirve"

El expresidente del Gobierno, Felipe González, ha hecho este domingo un llamamiento a la movilización de los votantes socialistas para las próximas elecciones generales del 20 de noviembre y ha dado razones para apoyar a Alfredo Pérez Rubalcaba frente a un Mariano Rajoy "que no sirve para nada".
En un acto público en la plaza de toros de Atarfe (Granada) junto al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno y al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha recordado que "todo lo que ha hecho Rubalcaba, lo ha hecho bien", incluso la lucha contra el terrorismo, que finalmente ha derivado en el anuncio del cese definitivo de la violencia por parte de ETA.
González, que se ha autodenominado "telonero a mucha honra" de Rubalcaba, se ha referido a las políticas económicas que se están llevando a cabo desde Europa, y en ese sentido, ha cuestionado las "lecciones" de la canciller alemana, Ángela Merkel, cuando el endeudamiento público en España es un 25 por ciento menor que el alemán.
En su opinión, es necesario "animar" la economía y el consumo, sin que eso signifique no ser austero en el gasto, y hay que establecer "prioridades", como por ejemplo en lo que respecta al capital humano, o a los sistemas públicos de educación y sanidad. La "obsesión" por la deuda, ha dicho, no puede "matar" el crecimiento. Hay que aumentar, ha sostenido, la productividad sin disminuir los salarios, y no se le deben hacer "sangrías" a la economía "porque si no, el enfermo acaba debilitándose cada vez más".
Por ello, ha defendido que España tiene que "pelear" para que Europa "corrija el error" que está cometiendo, y ha considerado que quien tiene "razón" es el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con sus políticas en cuanto a gasto público, y no la canciller Merkel, a la que Rajoy, ha afirmado, solo sabrá decir "sí, buana".
Además, ha hecho "memoria" de lo que ha cambiado España en los últimos 30 años y ha recordado que, cuando se propuso una educación pública universal, la derecha se preguntaba "y, si todos los niños van a la escuela, ¿quién va a trabajar en el campo?". Al hilo, ha insistido en que "Rubalcaba no es lo mismo que Rajoy", que "no movió un solo papel en los ministerios en los que ha trabajado", y ha advertido de lo que la derecha puede hacer con la educación pública y con un sistema de salud que supone "40.000 millones de euros de negocio".
El expresidente del Gobierno ha alabado la gestión "eficaz" que Rubalcaba ha hecho en todas las tareas que ha desempeñado en los diferentes gobiernos socialistas, y ha confrontado la labor de su adversario, Mariano Rajoy, cuyo principio político es, ha dicho González, "mejor no tocar nada, no lo vayas a estropear".
Por ello, ha llamado a los españoles, y a los andaluces en particular, para que "encarguen" también la Presidencia del Gobierno a Rubalcaba, de quien ha dicho estar a sus "órdenes" para lo que desee. Así, reconociendo que puede servir de "ayuda", ha vuelto a repetir lo que ya ha dicho en otras ocasiones, "que un expresidente es como un jarrón chino grande en un apartamento chiquitito".