Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gordillo consulta a los servicios jurídicos del Parlamento andaluz para renunciar a ser aforado y facilitar su detención

El diputado de IU en el Parlamento andaluz y alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, consultará a los servicios jurídicos del Parlamento andaluz para saber si existe alguna fórmula que le permita renunciar a su condición de aforado y "facilitar al Gobierno para que no tenga problemas" y pueda detenerle en relación con los sucesos que acabaron en asaltos a varios supermercados la semana pasada.
En declaraciones a Europa Press, Sánchez Gordillo insiste en que "actualmente" no se puedo entregar en ningún sitio, pues la Policía y el juzgado de primera instancia no son competentes, debe ser el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) el que dicte la orden correspondiente.
"Hay mucho nerviosismo y están haciendo las cosas muy mal", ha agregado el dirigente sindical, quien ha explicado que quiere consultar con los servicios jurídicos del Parlamento andaluz el reglamento de la Cámara "para ver si hay oportunidad de negarse a ser aforado, si existe alguna fórmula, para así facilitarle las cosas al Gobierno y que no se equivoque más".
Gordillo considera "acertado" todo lo que el SAT ha llevado a cabo, toda vez que "se ha abierto un debate sobre el problema gordo que supone que hay familias que no pueden comer todos los días".
Advierte de que "si siguen apretando a los pobres va a haber una revuelta social descontrolada, pues se está acumulando dinamita en el polvorín social de Europa, que puede estallar en cualquier momento, pues hay gente que pertenece a la clase media y que lo ha perdido todo".
Considera que el Gobierno central "tiene menos sensibilidad que una mosca", de forma que, a su juicio, "o son muy tontos o son unos fundamentalistas y unos sinvergüenzas y quieren aprovechar la crisis para configurar un modelo absolutamente neoliberal".
RESPUESTA A GRIÑÁN
Por otra parte, respondió al presidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán, al que pidió que "mejor que no hable", ya que "si dice que nuestro comportamiento perjudica, más perjudica el caso de los ERE, la cantidad de parados o el golpe de Estado constitucional que supusieron los cambios en la Constitución aprobados entre PP y PSOE".
"Mejor que algunos no hablen con lo que está cayendo", ha agregado Sánchez Gordillo, quien define las palabras de Griñán como "opiniones farisaicas". "Nos miramos los mosquitos y nos tragamos los camellos", asevera.
El diputado de IU considera que "todo lo que hay en la crisis es una puñetera mentira que ellos mismos provocaron; eso no es un rescate sino un secuestro; no son recortes sino un atraco a una sola clase; las agencias de calificación son mafias; todo es una artimaña y en nombre de la crisis se están cargando el sistema", y encima lo están haciendo rematadamente mal.
Considera que la opinión pública "no es consciente de lo que está pasando, de que se trata de una tomadura de pelo monumental; ni el mejor revolucionario del mundo prepararía las condiciones para que la gente se levantara".