Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gorka Agirre niega las acusaciones que le vinculan a ETA

Gorka Agirre, ex responsable de Relaciones Internacionales del PNV. Está acusado de actuar como intermediario entre varios empresarios extorsionados por ETA y el dueño del bar Faisan de Irún, Joseba Elosúa, local donde presuntamente se efectuaban los pagos del denominado impuesto revolucionario. Agirre ha negado esas acusaciones de plano.
El ex dirigente del PNV incluso ha rechazado que sea su voz la que aparece en varias grabaciones telefónicas efextuadas por la policía. En ellas, Agirre advertía que iba a llevar a Elosúa un número determinado de botellas de vino. Según las investigaciones policiales, esas "botellas de vino" es el término con el que se referían al dinero pagado por los empresarios extorsionados.
 Agirre también ha negado que en una ocasión llevara 54.000 euros en su chaqueta para efectuar uno de esos pagos. Por el contrario, el ex dirigente del PNV ha dicho que él siempre recomendó a los empresarios que le consultaban que denunciaran ante el departamento de Interior del Gobierno Vasco las cartas de extorsión que recibían. En esa línea, ha insistido en que él siempre recomendó a esos empresarios que no acudieran a las citas que la banda terrorista les proponía.
 
Antes que Agirre, también ha declarado ante el juez Garzón el empresario José Ramón Araolaza, aunque éste en calidad de testigo. Araolaza ha declarado a favor de Gorka Agirre. Ha apuntado que uno de sus socios fue secuestrado en 1985 y un cuñado cuñado suyo asesinado por ETA y que en ambas ocasiones Agirre le ofreció toda su ayuda.
 
Este testigo ha añadido que cada vez que un empresario le comunicaba que tenía algún problema relacionado con ETA, siempre le resomendaba que acudieran a Gorka Agirre.
 
Como testigos
 
El próximo lunes están citados a declarar el presidente del PNV, Iñigo Urkullu; su antecesor, Xabier Arzallus y el presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar. El martes volverá a declarar como imputado el propietario del Bar Faisán, Joseba Elosúa. Más adelante, también declararán, los periodistas Ander y Gorka Landáburu y el parlamentario del PNV José Antonio Rubalkaba, todos ellos en calidad de testigos