Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gorka Maneiro anuncia que presentará su candidatura para dirigir UPyD

Dice que no es un "acto de valentía", sino de "responsabilidad política y de lealtad"
El parlamentario vasco Gorka Maneiro ha anunciado que presentará su candidatura para dirigir UPyD a partir del próximo 2 de abril, fecha en la que la formación celebrará su Congreso Extraordiario.
En un post publicado en su blog, indica que esta decisión "no es un acto de valentía sino de responsabilidad política y de lealtad" con el proyecto político que llevan ocho años defendiendo "y con cada uno de los afiliados, los dueños del partido".
"Y lo hago convencido de que el empeño merece la pena y de que, si acertamos con las decisiones que deben tomarse, UPYD recuperará sin duda la confianza de los ciudadanos", añade.
Maneiro asegura que su propósito es conformar una candidatura integradora de personas "convincentes y convencidas" que representen la esencia política de UPyD, estén dispuestas a "impulsar los cambios" que necesitan y que "congenien con la inmensa mayoría de la sociedad española".
"Conociendo a las personas que conforman UPyD y el compromiso de todas ellas, no tengo dudas de que será la candidatura que una y vuelva a ilusionar a la afiliación y recupere la confianza de la ciudadanía", asegura.
Para ello, según apunta, hará falta "inteligencia y habilidad política, ingenio e imaginación, profesionalidad y experiencia" y también "pasión, desparpajo y valentía a raudales". "Y optimismo. Y alegría", asegura.
Maneiro señala que va a ser "indispensable arriesgar, innovar y sorprender" y afirma que es una "evidencia" que hay "espacio político" para UYyD. Asegura que ahora se trata de "ser audaces y acertar con las decisiones que se tomen" y reconocer que "no va a ser fácil", pero considera que "merece la pena seguir peleando"
"La mayor parte de las ideas esenciales que llevamos defendiendo ocho años no han sido alcanzadas, es decir, no hemos logrado nuestros objetivos, aunque desde luego hemos logrado un éxito evidente que deberíamos reconocerlo públicamente", afirma.
Tras indicar que han "revolucionado" la política española, manifiesta que ningún otro partido defiende todo lo que UPyD defiende, "ni, desde luego, lo hace con la misma profundidad, claridad y coherencia ni con los mismos principios".
"Basta con analizar el acuerdo firmado por el PSOE y Ciudadanos esta misma semana (y su presentación pomposa y, por lo tanto, fraudulenta): más allá de que haya determinados elementos positivos como la supresión de aforamientos, descartan reformar a fondo y en todos sus ámbitos el mastodóntico Estado Autonómico y blindar la igualdad de los ciudadanos españoles", señala.
Asimismo, indica que, en ese acuerdo, reconocen los "hechos diferenciales"; "salvaguardan" los privilegios fiscales vascos y navarros; asignan a las CCAAs responsabilidades en política exterior y proponen "cambiar el nombre" de las diputaciones pero no suprimirlas mientras blindan las diputaciones forales vascas.
A su juicio, todo ello y el panorama político en general demuestran que UPyD es "necesario" y, por ello, defiende "abrir una nueva etapa" en la formación.
Añade que para lograr sus objetivos deben ser un partido político "más abierto y flexible" y que "escuche más a sus propios afiliados y a los ciudadanos en su conjunto".
"Un partido político que lance un mensaje de optimismo y esperanza a los votantes y que utilice un lenguaje que enganche. Un partido político más permeable a los movimientos sociales y más cercano a la calle. Un partido político organizativamente más flexible, ligero y descentralizado", afirma.
Asimismo, defiende un partido político que "recupere a las valiosísimas personas que se fueron" y abra de "par en par sus puertas a quienes quieran incorporarse por vez primera a este proyecto".
"Y obviamente, un partido político inequívocamente nacional, laico y profundamente progresista que defienda la igualdad en España y más bienestar para todos", indica Maneiro, que reconoce que han tenido "grandísimos aciertos" pero también "errores".