Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern dice que las nuevas delegaciones en el exterior aumentarán su "área de influencia"

La portavoz del Govern, Neus Munté, ha defendido este martes que las nuevas diez delegaciones del Govern en el exterior anunciadas el lunes permitirán que la Generalitat "incremente en muchos casos el área de influencia geográfica" en el extranjero de la administración catalana.
En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, ha asegurado que se trata de un aumento "cuantitativo pero también cualitativo", que influirá positivamente en ámbitos como las exportaciones y el turismo, que ve como imprescindibles para la competitividad catalana.
La Generalitat ha asegurado que estas nuevas delegaciones aprovecharán "infraestructuras ya existentes" que tiene el Govern en estos países, y ha recordado que el impulso definitivo también depende de que la CUP levante el veto a las cuentas y se puedan aprobara los Presupuestos de 2016.
Además de las ya anunciadas en 2015 de Lisboa y Roma, están previsto que la Generalitat abra delegaciones en Copenhague, Varsovia, Ginebra y Zagreb, en Europa, y en Rabat (Marruecos), Buenos Aires, México DF y Seúl (Corea del Sur) en el resto del mundo.
El Govern destinará cinco millones a financiar el funcionamiento de las delegaciones, pero la cantidad final no se conoce porque depende de otras partidas variables que hacen referencia a la formación y la movilidad del personal en las oficinas.
Las nuevas delegaciones no se centrarán únicamente en los países donde se encuentren, sino que se ocuparán de regiones y zonas de influencia que abarcan varios estados.