Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Granados y Marjaliza, de las cacerías y el póquer a la Audiencia

Francisco Granados y el presunto gran conseguidor de la trama de corrupción, David Marjaliza, han viajado juntos en el furgón de la Guardia Civil. Nada que ver el paseo con sus jornadas de cacerías y apuestas de póquer de 500 euros. Ya en 2009, uno de los participantes, David Merino, ex ejecutivo del grupo Dico, explicó ante la Fiscalía cómo eran esas noches de juego en las que participan muchos de los imputados ahora en la operación Púnica. No faltaban mariscos y visitas a clubes de alterne para quienes lo pedían. Merino dijo que Granados cobró sobornos en esas cacerías