Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Granados abrió su primera cuenta en Suiza 16 días después de ser nombrado alcalde de Valdemoro

Se acredita que envío a sus cuentas en Suiza unos 1,33 millones durante el período en el que ejerció como alcalde
El exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados abrió junto con su mujer su primera cuenta en Suiza 16 días después de ser nombrado alcalde de Valdemoro, cargo al que fue designado el 4 de julio de 1999.
Así consta en un informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil fechado el 3 de febrero de 2016, incluido en el sumario del 'caso Púnica' y al que tuvo acceso Europa Press, en el que se acredita que Granados envío de unos 1,33 millones durante el período en el que ejerció como alcalde de Valdemoro.
"Las investigaciones llevadas a cabo han permitido determinar que tan sólo 16 días después de haber sido nombrado regidor, el 20 de julio de 1999 aperturó junto con su mujer su primera cuenta bancaria conocida en Suiza en la entidad financiera CREDIT LYONNAIS", recoge el documento.
El informe expone que "durante los años en los cuales ejerció como alcalde, entre julio de 1999 y noviembre de 2003, planificó y confeccionó un nuevo PGOU para el municipio de Valdemoro". "El devenir de la investigación ha puesto de manifiesto que las directrices de trazado y ampliaciones del nuevo plan fueron acordadas por Granados
en connivencia con los empresarios del sector inmobiliario David Marjaliza y Ramiro Cid", señala el informe.
De este modo, los investigadores destacan que "los intereses económicos del complejo entorno societario de estos constructores resultaron profusamente beneficiados con las 'clasificaciones' y
'recalificaciones' de parcelas, llegando a estar incluso presentes éstos en las reuniones de planeamiento urbanístico del municipio según ha sido reconocido por el mismo Marjaliza.
De las primeras indagaciones, continua el informe, se constataba "la posición privilegiada que ocupaban las empresas vinculadas a David Marjaliza y Ramiro Cid, en relación a la contratación pública y el desarrollo urbanístico en la localidad de Valdemoro".
El informe apunta que Granados, al dejar la Alcaldía de Valdemoro, pasaría a ser nombrado Consejero de la Comunidad de Madrid en distintas carteras, con cuotas crecientes de poder en el Gobierno Regional. "Esto le permitiría no sólo completar las competencias territoriales en materia de Urbanismo sino también influir sobre la distribución de subvenciones y programas de ayudas a los municipios a través de sociedades públicas que puso bajo su influencia, aludiendo a Arpegio y al Plan Prisma.
El documento agrega que "esta Unidad de Investigación ha podido evidenciar que más de 1,12 MM m 2 de suelo "rústico" en el municipio de Valdemoro perteneciente a empresas vinculadas a los empresarios investigados fueron 'clasificados' mediante la aprobación del PGOUV como 'urbano'. Asimismo, otra importante cantidad de suelo fue 'recalificados' en beneficio de los empresarios.
Así, destacan que a título de ejemplo "del potencial de generación de plusvalías de la actividad urbanística, se puede apuntar que según datos oficiales la revalorización que supuso la reclasificación de suelo en Valdemoro, decisión que tuvo un carácter político, alcanzó más de 550 €1m2 desde la situación de rústico a urbanizable.
"Si aplicamos esta revalorización a los m 2 afectados mediante esta
revisión del PGOUV que eran poseídos por los citados empresarios, les supuso un incremento patrimonial conjunto estimado de unos 709 millones de euros", agrega el informe.
Los investigadores señalan que desde el punto de vista de los movimientos de fondos ha quedado evidenciado cómo Granados, durante sus años como regidor, "envió un flujo constante de capital en metálico a sus cuentas bancarias tituladas en bancos suizos entre 1999 y 2002".
"Concretamente se ha podido documentar el envío de unos 1,33 millones de euros durante el período en el cual ejerció como alcalde de Valdemoro, evidentemente esta circunstancia representa un injustificado incremento en el patrimonio financiero del ex cargo público en el país helvético", concluye e informe.