Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grande-Marlaska aboga por modificar la regulación para impedir las filtraciones a los medios

El magistrado del Tribunal Supremo (TS) y vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando Grande-Marlaska, cree que es "absolutamente difícil" descubrir quién realiza las filtraciones a los medios de comunicación de los procesos judiciales que hay en marcha y por ello aboga por modificar la regulación actual.
"Tenemos que modificar el criterio de regular el secreto de sumario", ha asegurado Grande-Marlaska en su intervención esta tarde en el encuentro 'Presunción de inocencia y juicios paralelos' en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.
Asimismo, sobre la presunción de inocencia y la cobertura mediática de los procesos judiciales, tacha de "perverso" cuando "de forma patológica" se trata de trasladar desde los tribunales a los medios de comunicación el proceso judicial para hacer un "pseudo-procedimiento".
En este sentido, el magistrado considera que este tipo de juicios paralelos son los que "realmente" pueden "atentar" al "juicio justo, a la imparcialidad del tribunal". Además, asegura que tanto los tribunales como los medios "tienen cada uno su lugar", pero ha aclarado que "no ese está hablando de impedir investigaciones periodísticas".
"Nadie duda de que los medios de comunicación pueden aportar pruebas, nadie está dudando de que los medios de comunicación pueden denunciar hechos", ha querido aclarar Grande-Marlaska.
Por otro lado, preguntado por la introducción de cuestiones morales por parte de algunos jueces en algunas resoluciones judiciales, aunque sin mencionar ninguna concreta, el magistrado cree que "evidentemente" no se deberían hacer porque "la imparcialidad se tiene que manifestar en todo momento".
"No puede verse un favoritismo", ha asegurado Grande-Marlaska, quien también opina que "no se puede poner el límite de que la resolución judicial tenga que ser de tal finura y cuidado" que pueda derivar en que se "difumine" el fondo del texto.