Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Griñán coincide con García Escudero en el rechazo a la petición de Alaya y dice que "las leyes están para cumplirlas"

El expresidente de la Junta de Andalucía y senador, José Antonio Griñán, ha señalado este martes que "coincide plenamente" con la actuación del presidente del Senado, Pío García Escudero, sobre la documentación remitida por la juez Mercedes Alaya, que instruye el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares, y ha recordado que "las leyes están para cumplirlas".
En declaraciones a los medios de comunicación en el Senado, después de que esta mañana García Escudero informara de que la Cámara va a devolver a la juez la comunicación que, por orden de ésta, la Guardia Civil entregó este lunes en la Cámara para que le fuera remitida a Griñán, el senador ha dicho que "ha hablado el presidente del Senado y un humilde senador no tiene nada que decir".
En cualquier caso ha añadido que "coincide plenamente" con lo expresado por el presidente --que también ha confirmado que informará al Tribunal Supremo sobre la actuación de la juez--, al entender que no ha tomado el "camino correcto" al ser ella misma la que haga la comunicación sobre el senador y no a través del Supremo como correspondería por la condición de aforado de Griñán y ha añadido que "las leyes están para cumplirlas".
El propio García Escudero ha explicado que el órgano jurisdiccional con el que se relaciona el Senado es el Tribunal Supremo, "sobre todo cuando se trata de un tema que afecta a una persona aforada como es el caso de un senador".
Asimismo, García-Escudero ha detallado que será él mismo el encargado de trasmitir al Supremo lo que ha ocurrido. Por su parte, el secretario general del Senado será quien proceda a devolver al Juzgado de Instrucción de Sevilla el sobre que ayer entregaron en el Senado agentes de la Guardia Civil, alegando la imposibilidad de localizar al senador socialista.