Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Griñán: "Rajoy no puede esperar que se diga 'sí bwana' sin hablar con nadie"

"Si no reclamara al Gobierno lo que corresponde a Andalucía estatutaria o legalmente, estaría prevaricando"
El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha asegurado que si la Junta no reclamara al Gobierno de la Nación lo que corresponde a esta comunidad "estatutaria o legalmente, estaría prevaricando" y ha advertido de que el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy no puede esperar que se le diga "sí bwana" a los decretos ley que ha aprobado sin "hablarlos con nadie" por el hecho de que Andalucía "comparta el objetivo de país".
Griñán se ha pronunciado de este modo en una entrevista concedida a Europa Press, durante la que ha expresado su voluntad de dialogar y de buscar consensos con el Gobierno central para afrontar esta difícil situación económica y ha aludido a la "sintonía" que hubo en la entrevista que mantuvo el pasado lunes en Moncloa con el presidente español, Mariano Rajoy, diluida un día después por las diferencias surgidas entre Junta y Gobierno en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).
Tras la sesión del CPFF, de la que se marchó la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, por desacuerdo con el límite de endeudamiento fijado para la comunidad, el jefe del Ejecutivo andaluz no dudó en exigir al Gobierno central "responsabilidad y lealtad institucional", lo que exige "diálogo, comunicaciones previas e información anterior a las reuniones y que no se produzcan imposiciones de ningún tipo" para facilitar acuerdos.
Frente a ello, Griñán ha destacado que en su encuentro con Mariano Rajoy hubo "cooperación para objetivos compartidos, pero lealtad para la crítica", además de mucha coincidencia en el diagnóstico de la crisis. "Por primera vez le vi hablar de la crisis no aludiendo ni a herencias recibidas ni a promesas cumplidas o incumplidas, sino de la situación real, más allá de los propios mercados financieros", ha expresado.
También se ha felicitado por la próxima convocatoria de la Conferencia de Presidentes Autonómicos, apuntando que esa reunión debe servir para determinar cuál es el objetivo fundamental de gasto que hay que priorizar y ha incidido en que para Andalucía, es básico el gasto en educación.
"SINTONÍA PARA COOPERAR Y LEALTAD EN LA CRÍTICA"
"Hubo sintonía, sin perjuicio, como le trasladé al presidente del Gobierno, de cooperación para objetivos compartidos, pero lealtad para la crítica", según Griñán, quien ha querido dejar claro que, en modo alguno, puede compartir ni la reforma laboral ni que para afrontar el problema de la sanidad tengamos que cambiar un sistema de cobertura universal por un sistema de aseguramiento ni una reforma en educación que es "una regresión".
En todo ello, según ha señalado, "también hay lealtad" porque la ciudadanía tiene que ver que hay dos modelos diferentes, un modelo de derecha y uno de izquierda. Griñán ha insistido en que mantuvo una conversación muy amable con el presidente del Gobierno, en la que ambos encontraron la lealtad de decirse lo que pensaban y de saber que si bien las "políticas nos pueden separar, el valor España nos une".
El presidente de la Junta ha insistido en expresar su desacuerdo con el camino que está siguiendo el Gobierno central para hacer frente a la crisis, apuntando que una política solo de austeridad "debilita o impide el crecimiento" y ha expresado que parte de la desconfianza que existe hacia España, es porque estamos diciendo que no vamos a crecer.
CONFRONTAR ES "LA ESENCIA DE LA DEMOCRACIA"
"Confrontar, que significa comparar, es la esencia de la democracia y el enfrentamiento ya es otra cosa", ha señalado José Antonio Griñán, para quien confrontar ideas y proyectos distintos es la esencia de la democracia y eso lo va a hacer siempre su Gobierno.
Asimismo, ha expresado que si su Ejecutivo no reclamara al Gobierno central lo que corresponde a esta comunidad "estatutaria o legalmente, estaría prevaricando", al tiempo que ha indicado que el Ejecutivo central no puede esperar que se le diga "sí gwana" a los decretos ley que ha aprobado sin "hablarlos con nadie".
"Lo que no se puede pensar es que por que coincidamos en el objetivo de país, incluso en un análisis compartido de la crisis económica, tengamos ya forzosa y necesariamente que aceptar cualquier cosa que se decida por decreto ley", ha apuntado Griñán, que también ha querido dejar claro que Andalucía intentará cumplir con el objetivo de déficit fijado para las comunidades.