Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gritos y lanzamiento de pintura en una conferencia de Rosa Díez en Cataluña

La líder de UPyD, Rosa Díez, consiguió este viernes pronunciar la conferencia prevista en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) pese al intento de boicot de un centenar de independentistas.
La conferencia estaba prevista a las 12.15 horas bajo el título 'Una alternativa para Catalunya', pero la protesta del grupo en la sala de actos impidió que hablase en la sala elegida.
El grupo entró en la sala después de forcejear en la puerta con los cuatro vigilantes de seguridad privada que había, y, tras varios empujones y una pequeña avalancha, accedieron dentro al grito de 'Rosa Díez, fuera de la UAB' y consignas a favor de la independencia de Cataluña.
Rodeada de guardaespaldas y seguridad privada, Díez intentó entrar en la sala 30 minutos después de la hora prevista para la conferencia, pero, tras unos instantes de tensión entre los partidarios de Díez y los independentistas, con algún intercambio de golpes incluido, el decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la UAB, Salvador Cardús, se subió a una mesa para anunciar el desalojo de la sala y la suspensión del acto.
"Nos gustaría garantizar el ejercicio de la libertad de expresión. Este decanato lamenta de forma profunda no poder garantizarlo. Sintiéndolo mucho, pero por razones de seguridad, nos vemos obligados a evacuar la sala", dijo Cardús.
Díez se desplazó, acompañada de los miembros de seguridad y algunos seguidores, hasta otra aula, y consiguió entrar para pronunciar la conferencia ante un reducido grupo de personas, mientras que los miembros de seguridad aguardaron en la puerta del aula para evitar la entrada de los independentistas, que lanzaron pintura roja con la que mancharon a Cardús, entre otros.
Después de la conferencia, Díez salió del aula rodeada de guardaespaldas, y, ante una lluvia de papeles y objetos lanzados por una treintena de jóvenes, consiguió salir del edificio para dirigirse a su vehículo. Una vez dentro, el grupo siguió lanzando objetos de plástico y alguna piedra al coche, que arrancó a toda velocidad.
En declaraciones a Europa Press, dijo, en el recorrido hacia el coche que la esperaba, que estaba satisfecha por "haber pronunciado la conferencia", y señaló que había ido a la UAB porque en "España hay una democracia y libertad de expresión", añadió.
En el momento de arrancar el coche preparado para llevársela, el vehículo derribó a una agente de la seguridad privada, que cayó al suelo, aunque se pudo levantar.
Diversos estudiantes de la UAB que presenciaron los incidentes apuntaron a Europa Press que lamentaban lo ocurrido por la "mala imagen" que se había dado del conjunto de estudiantes de la facultad.