Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Grupo de combate de la UE coordina en Bétera el inicio del periodo de disponibilidad

Los jefes de unidad del grupo de combate europeo, el European Union Battlegroup (EU BG), se han reunido en el Cuartel General Terrestre de Despliegue Rápido de la OTAN en Bétera (Valencia) para coordinar el inicio del periodo de disponibilidad, que comienza hoy, ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado.
En la reunión, celebrada el martes, los jefes dieron las últimas instrucciones a las unidades antes de la entrada en periodo de disponibilidad, durante el cual, en caso de que la Unión Europea ordene la activación de su grupo de combate, la base de Bétera desplegaría sus efectivos para liderar a todas las fuerzas actuantes.
A esta reunión han asistido los jefes de las unidades no sólo españolas y aliadas, que estarían bajo mando del Cuartel General, sino también representantes del Cuartel General de la Operación, que desplegaría en París en caso de activación, y de los medios aéreos de proyección y sostenimiento de la operación.
El de Bétera es un cuartel general multinacional creado por España y puesto a disposición de la OTAN y de la Unión Europea, capaz de desplegar en un corto espacio de tiempo y en cualquier lugar donde sea requerido.
De julio a diciembre, España liderará uno de los grupos de combate europeos, aportando el Cuartel General, que será el de Bétera, y gran parte de sus unidades.
Cada uno de los "Battlegroup" está formado por 2.300 soldados y constituye una fuerza de respuesta rápida que debe estar en disposición de desplegarse en un plazo de cinco a diez días en un radio de acción de 6.000 kilómetros alrededor de Bruselas.
Antes del periodo de alerta, el Cuartel de la OTAN superó "de forma sobresaliente", según las mismas fuentes, la evaluación que la Unión Europea realizó, durante la ejecución del ejercicio SPEARHEAD 10, el pasado mes de mayo.