Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil detiene a cuatro fugitivos rusos reclamados por las autoridades, en colaboración con la Interpol

La Guardia Civil ha detenido a cuatro fugitivos reclamados por las autoridades judiciales rusa en el marco de tres operaciones internacionales, en colaboración e intercambio de información con la Interpol y las autoridades policiales y judiciales de otros países.
Los cuatro detenidos en las operaciones 'Olga', 'Usy' y 'Oleg' han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales españolas para el inicio del proceso de extradición.
OPERACIÓN 'OLGA'
Según ha informado la Guardia Civil, es en 2010 cuando las autoridades judiciales de Rusia emiten una orden internacional de búsqueda y detención para su extradición de dos rusos, Mikhail K., de 48 años de edad, y de su esposa Olga K., de 53 años, originarios de la región de Brjansk.
Ambos estaban acusados de ser autores de varios delitos de estafa y blanqueo de capitales cometidos entre los años 2007 y 2009, para la que crearon una sociedad, con la que se beneficiaron, para la concesión de préstamos concedidos por varias entidades bancarias rusas por un importe de 15 millones de euros, cantidad que fue transferida a cuentas de empresas pantalla propiedad del matrimonio, quienes posteriormente huyeron del país.
Finalmente, Olga K. fue detenida en España en el año 2012, después de que la Guardia Civil estableciese una vigilancia sobre el entorno de amistades que los fugados tenían en la provincia de Alicante. Las investigaciones condujeron a los agentes hasta una vivienda de Orihuela Costa (Alicante), donde podría ocultarse Olga K. Mientras se encontraba en libertad provisional se evadió de la justicia cuando la Audiencia Nacional iba a resolver sobre su extradición a Rusia.
Posteriormente, las investigaciones continuaron para detener a Mikhail K., en la actualidad ex marido de Olga K., donde se le localizó y detuvo en una vivienda en la que residía, en la localidad de Sant Juan (Alicante).
OPERACIÓN USY
Por otro lado, en 2012, Rusia lanzó otra orden internacional de búsqueda y detención para la extradición de Sergey M., de 53 años, nacido en Moscú, acusado de un delito de estafa cometido en el año 2008 cuando se hizo pasar por subdirector general de una importante empresa, a través de la cuál solicitó un crédito de varios millones de rublos en un banco de Moscú. Posteriormente se fugó del país con el dinero obtenido.
Las autoridades de Moscú informaron a la Benemérita sobre la posible presencia de Sergey M. en España, por lo que la Guardia Civil inició una investigación que permitió su localización y detención en la localidad coruñesa de Brión, donde residía junto a su esposa y dos hijos.
OPERACIÓN OLEG
Por último, en 2014, las autoridades rusas emitieron otra orden internacional de búsqueda y detención para extradición del ruso Oleg N., de 26 años, acusado de la distribución de drogas en la ciudad de San Petersburgo.
Según Rusia, este huido a España se dedicaría a trabajar como disc-jockey en locales de ocio de la provincia de Barcelona. Tras diversas investigaciones se averiguó que el fugitivo podría estar residiendo en la localidad de Terrasa (Barcelona), donde se le detuvo en su vivienda.
BALANCE DE DETENIDOS HUIDOS DE LA JUSTICIA EN 2015
En 2015 la Guardia Civil ha detenido a otros 115 fugitivos --entre los que destacan los integrantes de organizaciones criminales de carácter mafioso-- reclamados por las autoridades de varios países, lo que significa un aumento del 22% con respecto al año anterior, en el que se practicaron al menos 94 detenciones.
En estas operaciones, se han detenido a delincuentes procedentes de Colombia, Ucrania, Bélgica, Alemania, Perú, Montenegro, Bulgaria, Vietnam, Rusia, Serbia, Armenia, Cuba, Pakistán, Irán, Luxemburgo, Eslovaquia, Argelia, Bielorrusia, Irlanda, República Checa, Hungría, Argentina, Venezuela, Croacia, Noruega, Suiza, Portugal, Suecia, Rumanía, España, Reino Unido, Italia, Marruecos, Polonia y Francia.
Además, a estos datos hay que añadir la búsqueda activa de delincuentes reclamados por autoridades españolas refugiados en el extranjero, ámbito en el cual la actuación de la estructura funcional específica de la Guardia Civil en colaboración con diversos servicios extranjeros ha permitido la detención en el año 2015 de 19 fugitivos.
Las detenciones de los cuatro rusos se ha llevado a cabo gracias a la colaboración del Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con la otras unidades del Cuerpo, la Oficina Central Nacional de Interpol en España y la Consejería de Interior de la Embajada rusa en Madrid.