Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil sospecha que la trama facilitó coche y casa en el centro de Madrid a una asesora de Granados

La Guardia Civil sospecha que uno de los empresarios de la trama Gürtel proporcionó una casa en la calle Argensola de Madrid con plaza de garaje y un coche Mercedes Benz importado de Alemania a una de las principales asesoras del ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados.
Según se desprende del sumario de la trama, al que ha tenido acceso Europa Press, el constructor Ramiro Cid cedió a María Victoria Cristobal --durante muchos años jefa de prensa del PP madrileño-- la vivienda y el vehículo bajo la apariencia de una compra-venta falsa.
La Unidad Central Operativa (UCO) sostiene en un informe que, a pesar de que el empresario registró el vehículo a nombre de una de sus compañías, fue Cristobal la que solicitó matricularlo y quien se ocupaba del pago del seguro.
Los agentes consideran que existen indicios de que en este caso se produjo una "facturación falsa" ya detectada en dádivas al propio Granados, que recibió en este caso un vehículo Mini Cooper de Cid. "Para camuflar la titularidad del vehículo, el cabecilla de la Púnica simuló la venta del mismo a una sociedad con la complicidad del concesionario, según reconoce el declarante", dice el informe.
La UCO agrega que tanto el coche como la casa fueron supuestamente adquiridos por la asesora por 35.000 y 400.000 euros respectivamente.