Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardias civiles en tareas de inmigración piden a Interior un protocolo en la frontera de Ceuta y Melilla

Agentes de la Guardia Civil destinados a tareas de lucha contra la inmigración ilegal han manifestado en las últimas fechas su preocupación por la ausencia de medidas de prevención contra el virus del Ébola a pesar de la proliferación de contagios que se están sucediendo en diversos países de África. Por ello desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil han pedido a Interior un protocolo claro para abordar esta materia, especialmente en Ceuta y Melilla.
El portavoz de la asociación mayoritaria de la Guardia Civil, Juan Antonio Delgado, ha explicado en declaraciones a Europa Press que son muchos los compañeros que se han puesto en contacto con la AUGC para alertar de que no tienen ninguna información sobre como actuar ante estos casos ni se han puesto medidas de prevención.
Delgado dice que esta situación es equiparable a la de los agentes destinados en Senegal, Canarias o Almería para la frenar la llegada de cayucos a España. "No se ha puesto en marcha ninguna campaña de prevención sobre este tema como tampoco ha habido nunca campañas de vacunaciones contra el riesgo enfermedades contagiosas", advierte Delgado, quien no oculta que "en el caso del Ébola la preocupación es mayor al ser una enfermedad que no tiene cura".
"NO BASTA CON UNA MASCARILLA"
"Pedimos de manera urgente a la Dirección General de la Guardia Civil que ponga un protocolo claro de actuación sobre este caso concreto del Ébola como ya lo ha puesto en marcha el Gobierno Gibraltar", ha zanjado el portavoz de AUGC quien ha advertido de que "no basta con dar a los guardias civiles un guante y una mascarilla". Añade que no tienen siquiera un mínimo de información sobre cómo actuar.
Por su parte, la Unión de Guardias Civiles (UniónGC) ha expresado el temor de que los compañeros que prestan servicio de interceptación de cayucos e inmigrantes en aguas de África occidental puedan contraer el virus del ébola por falta de medios y han pedido reglas claras porque hasta ahora el protocolo es "inexistente".
Por este motivo, han pedido responsabilidades al Ministerio de Asuntos Exteriores y solicitan "si fuese necesaria" la vuelta de los compañeros desplazados hasta Senegal y Mauritania hasta "una normalización epidémica de la zona".
"Los guardias civiles que prestan servicio en el sur de Senegal carecen de cualquier protocolo de actuación en caso de encontrarse con personas que padezcan el virus del ébola, carecen de cualquier conocimiento médico en evitación de contagios y trato al enfermo portador de dicho virus", han advertido.