Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda y Melilla firman un protocolo de ayudas para la reparación de los daños ocasionados por el terremoto

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y Melilla han firmado este miércoles un protocolo de ayuda para la reparación y rehabilitación de los desperfectos ocasionados en inmuebles por el terremoto del pasado 25 de enero, que se han cuantificado en unos 11 millones de euros.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, y el presidente de la ciudad autónoma de Melilla, Juan José Imbroda, han firmado un protocolo para gestionar todas las ayudas necesarias para reparar los "desperfectos y perjuicios" ocasionados por el terremoto que tuvo lugar el pasado 25 de enero en el Mar de Alborán y que se sintió en la ciudad.
Según ha informado el departamento que dirige Montoro, con este protocolo se "instrumentará la necesaria coordinación entre las distintas administraciones" para gestionar las ayudas necesarias --reparación, rehabilitación y reconstrucción de viviendas, establecimientos mercantiles, industriales y turísticos-- destinadas a la reparación de los daños ocasionados "con la mayor rapidez y eficiencia".
En una primera valoración de los daños ocasionados se han cuantificado en más de 11 millones de euros. Por ello, en este documento también se han establecido beneficios fiscales en la aplicación de determinados tributos, como exenciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), sobre Actividades Económicas y determinadas tasas de Tráfico.
También se impulsará la tramitación y ejecución de las actuaciones ya previstas en Melilla, como la agilización de las subvenciones previstas en los Presupuestos Generales del Estado para 2016 o la tramitación de anticipos de tesorería de los fondos previstos en el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas.