Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda constata que 900.000 euros que sacó Olivia Hotels tuvieron destino desconocido

Fiscalía afirma que es la comisión que se embolsaron los exreponsables del Palau
Una perito de la Agencia Tributaria ha constatado este martes que existen 900.000 euros que Olivia Hotels -promotora del hotel de lujo del Palau de la Música- sacó de sus cuentas entre 2006 y 2007 y que tuvieron paradero desconocido, un montante que según la Fiscalía puede corresponder a la comisión que se embolsaron los exresponsables de la institución musical.
"No se puede determinar quién cobró esos importes", ha dicho la técnica María Fuensanta López en su declaración como testigo este martes en el juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona contra el expresidente del Palau Fèlix Millet; su mano derecha, Jordi Montull, y la excúpula de Urbanismo del Ayuntamiento.
Ha añadido que "no" se ha podido seguir el rastro de los fondos retirados, que, según declaró el propietario de Olivia, Manuel Valderrama, se destinaron a premios y dividendos a miembros de la sociedad familiar porque habían tenido un buen año.
La inspectora -que elaboró un informe para el Juzgado de Instrucción 10 de Barcelona, que llevó la investigación del caso- ha detallado que entre 2006 y 2007 se constataron tres salidas de importes muy relevantes en las cuentas de la empresa, que precisamente coincidieron en las fechas de la firma de los contratos privado y público entre el Palau y Olivia.
Así, el 20 de diciembre de 2006, coincidiendo con la firma del contrato privado, se sacaron de las cuentas de las empresas del grupo 470.000 euros que después se repartieron en varios talones cuyo destino se desconoce -el responsable de la empresa, Manuel Valderrama, explicó en el juicio que esta cifra se destinó a aguinaldos para Navidad-.
El 11 de julio de 2007 -un día antes de la firma de la escritura de cesión de derechos de los terrenos a Olivia Hotels- hay una salida de las cuentas de 425.000 euros, que en la contabilidad figura como pago de dividendos, pero "que se sacan en efectivo y se desconoce el destino final del dinero", según la técnica.
Finalmente, hay un cheque bancario por un crédito de 470.000 euros que se lleva a la contabilidad a la cuenta de terrenos y bienes, que según la perito concuerda con el dinero que se pagó al Palau en concepto de compensación por la indemnización que había pagado a una entidad que tenía alquilados unos locales donde debía edificarse el hotel.
MÁS DE LO QUE MANEJABA OLIVIA
Con todo, el dinero que se sacó de las cuentas de la empresa entre 2006 y 2007 fue 1.365.000 euros, una cifra muy por encima de las cantidades que solía manejar la empresa, y de los que 895.000 euros se desconoce qué paradero tuvieron.
Según ella, son unas salidas de dinero "muy excepcionales" si se mira la contabilidad de la empresa y los montantes que se habían manejado hasta el momento teniendo en cuenta 2006 y 2007.
Al preguntársele si este dinero pudo haberse destinado a pagar los honorarios del despacho de arquitectos de Óscar Tusquets y Carles Díaz -este último, acusado-, la perito ha indicado que los pagos al despacho "no ofrecen ningún indicio de que se hicieran sin factura o en efectivo", por lo que lo ha descartado.
La Fiscalía recoge en su escrito de acusación que "la cantidad en metálico de 900.000 euros recibida por los acusados Millet y Montull y que de común acuerdo integraron en su patrimonio particular actuando con ánimo de lucro", al formar parte del precio de venta a terceros de las fincas de la Fundación a recalificar, debería haberse destinado a la Fundación y la Generalitat.