Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La abogada de Haidar acusa a España y Marruecos de cometer un "delito de lesa humanidad"

"Aminatu Haidar se encuentra en esta situación exclusivamente por la responsabilidad del Gobierno de España y el Gobierno de Marruecos, que cometieron un delito de lesa humanidad el 14 de noviembre por deportación", ha declarado la abogada de Aminatu Haidar, Inés Miranda.
La letrada ha insistido en que la policía de fronteras no fue la responsable de la entrada a España de la activista saharaui, sino su "superioridad", y que será un procedimiento penal el que determine quién cometió ese delito.
En rueda de prensa celebrada en el aeropuerto de Lanzarote, donde Haidar cumple su vigésimo séptimo día en huelga de hambre, Inés Miranda ha rechazado las explicaciones dadas sobre la entrada de Haidar por el presidente y la vicepresidenta del Gobierno de España.
Tras explicar que se trata de un conflicto "de dos Estados contra una mujer", Miranda sostiene que España ha vulnerado "el derecho internacional y su propia ley" al obligar a Aminatu Haidar "a entrar en España" y "a permanecer en España".
La abogada sostiene que la explicación que ha dado el Gobierno para admitir la entrada de Haidar no es válida porque fueron dos compañías aéreas diferentes las que la trasladaron (Binter) y la devolvieron (Canarias Aeronáutica).
"No existe esa obligación de transportarla al territorio del que venía por parte de Canarias Aeronáutica a Aminatu Haidar", ha dicho Miranda, quien sostiene que "los dos Gobiernos y esta compañía han vulnerado la ley y han participado en la comisión de este delito de lesa humanidad".
Preguntada sobre si la decisión de entrada fue de la policía de fronteras, como ha explicado el Gobierno, la abogada de la activista ha dicho que no fue la policía: "en la denuncia consta claramente que el jefe de fronteras le dijo a Haidar: señora tengo orden de darle la bienvenida al país; y el señor jefe de fronteras me dijo a mí: Inés tengo órdenes de prohibir la salida de Aminatu Haidar del país".
Según la letrada, "estas no son decisiones que se tomen por el jefe de fronteras", sino que "alguien se las ha dado y él nos dijo que era su superioridad".
"Por lo tanto -ha añadido- no es responsabilidad administrativa del policía de fronteras, sino que es responsabilidad de quien haya dado esa orden".
En su opinión, durante la instrucción del procedimiento se llegará a saber "quién es la superioridad que ha dado esa orden y desde luego quién es la persona o el Estado responsable directo de ese delito de lesa humanidad contra Aminatu Haidar".