Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Haidar: España y Marruecos "quieren empujarme hasta la muerte"

La activista saharaui Aminatu Haidar acusa a España de ser "cómplice de Marruecos". Tras rechazar la solución que Exteriores pretende ofreciéndole una vivienda, Haidar ha señalado que los gobiernos español y marroquí quieren empujarla "hasta la muerte". "Mi única reivindicación es regresar a mi casa, con mis hijos y con mi madre", concluye.
Haidar, que lleva 20 días en huelga de hambre, ha rechazado los nuevos ofrecimientos hechos por el Ministerio de Asuntos Exteriores y seguirá en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, según ha anunciado en rueda de prensa su abogada Inés Miranda.
De esta forma, Haidar no acepta de nuevo la nacionalidad española o el estatuto de refugiada que le concede España, ni la posibilidad de disponer de alojamiento, y que su familia pueda reunirse con ella, que le ha ofrecido el jefe de gabinete de Exteriores, Agustín Santos, tras rechazar de nuevo Marruecos darle permiso para volar a El Aaiún.
En un comunicado leído por su abogada, Aminatu Haidar considera que España es "incapaz de resolver la situación que ha creado contra mi persona" y reitera que ha vulnerado sus derechos fundamentales.
Indicó que después de estas vulneraciones el Gobierno central "pretende solucionarlo" ofreciéndole una vivienda "como mera opción".
Por ello, insistió en que "ni la cárcel, ni la desaparición forzosa, ni la tortura, ni la expulsión del trabajo, han podido doblegar ni cambiar" sus principios.
"Mis convicciones no se venden. Mi única reivindicación es regresar a mi casa con mis hijos y mi madre, en El Aaiún, el Sáhara Occidental", reiteró Aminetu Haidar.
España nunca tuvo autorización
El Gobierno español nunca obtuvo autorización diplomática para que la activista saharaui regresara a El Aaiún, según reconocieron este viernes fuentes cercanas al Ejecutivo y confirmaron este sábado las autoridades marroquíes y españolas.
La Embajada de Marruecos dice que "no logra entender todas las versiones, especulaciones y comentarios que han ido rodeando la supuesta retirada de la supuesta autorización de las autoridades marroquíes".
Peligro para la salud de Haidar  
La salud de la activista saharaui Aminatu Haidar se deteriora por momentos, su reserva física se agota y existe la certeza de un riesgo de deterioro irreversible de su salud, que se aproxima y que es "incompatible" con la vida, según el último informe médico realizado por el doctor Domingo de Guzmán Pérez Hernández.
Haidar se encuentra en huelga de hambre desde el día 15 de diciembre y sólo ingiere agua azucarada. Además, desde hace varios días ha dejado voluntariamente la medicación para la úlcera péptica que padece.
Tras 21 días sin ingerir ningún tipo de alimento, la activista saharaui presenta hipotensión ortostática, cefalea, desvanecimientos frecuentes, dolor ocular, fotobia, pérdida ponderal, dolor muscular, articular y óseo en diferentes localizaciones. Además, sufre cólicos intestinales, lesiones en mucosa orofaríngea, dificultad para mantener el equilibrio y la consiguiente dificultad para realizar una marcha normal, por lo que los desplazamientos se hacen con silla de ruedas.
A esto se le une que las condiciones de vida en el Aeropuerto son "poco confortables" y que Haidar había sufrido anteriormente una hemorragia digestiva y que padece anemia crónica, así como múltiples molestias articulares, musculares y óseas como secuelas de las "pésimas condiciones" de sus años de encarcelamiento.
Sin embargo, Haidar presenta una gran fortaleza moral y fuertes convicciones que le motivan una gran determinación en los propósitos asumidos voluntariamente por ella, a pesar de la "fuerte presión" psicológica y el desgaste físico que supuso su retorno frustrado a El Aaiún. El equipo sanitario que la atiende realiza una labor de seguimiento, soporte, atención, alivio de síntomas y de sufrimiento. Además, recuerda que esta situación sólo se puede revertir con la reintroducción hídrica y nutricional adecuada y pide una solución.