Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herrera defenderá ante el Comité de las Regiones de la UE un trato especial para regiones con problemas demográficos

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, defenderá este jueves, 16 de junio, en Bruselas ante el Pleno del Comité de las Regiones un dictamen a través del que reclamará un "tratamiento especial" para las regiones europeas con graves problemas demográficos.
Esta previsto que Herrera defienda su dictamen 'La respuesta de la UE al reto demográfico' en torno a las 11.00 horas, en una sesión en la que estará acompañado de la viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales, María de Diego, y en la que detallará el documento que se sustenta en el acuerdo suscrito en febrero entre Castilla y León, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Cantabria y La Rioja.
El pasado 20 de abril el presidente presentó en la Comisión SEDEC del Comité de las Regiones este dictamen con el objetivo de que la Unión Europea no haga "oídos sordos" al "gravísimo problema de fondo silencioso" que parece el conjunto de Europa como es el desafío demográfico, por lo que instó a desarrollar el artículo 174 del Tratado de la Unión que garantiza "un tratamiento especial" para las regiones con desafíos demográficos "graves y permanentes".
Además del desarrollo del artículo 174, el dictamen pide a la UE "una política integrada" para responder al reto demográfico que afecta al conjunto de las regiones y que la perspectiva demográfica se incorpore "a todas las demás políticas" desde juventud a aquellas relacionadas con la inmigración o las referentes a tecnologías de la información y comunicación que, según Herrera, son "clave" para el desarrollo económico del medio rural con el fin de mejorar la calidad de vida, así como las políticas de transporte y medioambientales.
Herrera lamentó en abril que la UE sólo se haya ocupado del "envejecimiento de la población", por lo que insistió en que se deben poner en marcha medidas como "incentivos" para la natalidad, avanzar en la conciliación laboral y familiar, mantener la actividad económica, su diversificación y la calidad de vida en el medio rural y promover la cooperación entre regiones con el mismo problema.
El dictamen también pide coordinar los instrumentos y políticas a nivel nacional, regional y local y que la UE se dote de "una estrategia para el crecimiento demográfico" en línea con la resolución del Parlamento Europeo aprobada el pasado septiembre, "una asignatura pendiente pero obligada" en la UE a la luz de "los datos actuales y las previsiones".
PROBLEMA SILENCIOSO, QUE AVANZA
"Es un problema que avanza. La debilidad demográfica en Europa es acuciante", alertó Herrera, al tiempo que insistió en que es "un problema a corto plazo, ya no a medio ni largo plazo" y que incluso "algunas" de las regiones más ricas tienen "serios problemas de sobre-envejecimiento, de falta de natalidad y de falta de jóvenes".
Herrera recordó entonces que 12 países de la UE han perdido población en 2014, incluida España "como consecuencia de la crisis económica" y se espera que "más de la mitad" pierda población a la altura del 2060 mientras que habrá una persona en edad de trabajar por cada persona mayor de 65 años frente a la actual tasa de reemplazo de cuatro personas en edad de trabajar, entre los 16 y 65 años, por cada persona mayor.
En el caso de Castilla y León, la tercera "más extensa" de Europa y con una población de 2,5 millones de habitantes pero un 75 por ciento de ayuntamientos con menos de 500 habitantes.