Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herrera (ICV-EUiA) pide unidad para la consulta pero también para "derrotar los recortes"

Ve insólito que Santamaría no se reúna con el Gobierno y acusa a Rajoy de "prepotente"
El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha avalado este miércoles la petición de unidad lanzada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pero le ha advertido de que esta unidad debe servir no sólo para lograr la consulta, sino también para "derrotar las políticas de recortes" que llegan desde Bruselas, Madrid y desde el gobierno catalán.
En declaraciones a los periodistas desde el stand que el partido tiene en la Rambla con motivo de Sant Jordi, ha replicado al presidente catalán que "la plenitud nacional" de Cataluña no sólo pasa por el 'derecho a decidir', sino que también se fundamenta en la cultura y en los derechos sociales de los ciudadanos.
Herrera, que se ha saludado con la líder de UPyD, Rosa Díez, ha considerado insólito que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria, acuda a Barcelona y no se reúna con nadie del Govern, y ha asegurado que debería haber "pedido hora para atender las peticiones que vienen desde Cataluña".
Asimismo, ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de tener una "actitud prepotente" con las demandas catalanas, ya que ha lamentado que no escucha nada, igual que tampoco atiende, según ha criticado, las peticiones que le llegan desde las manifestaciones que se celebran en las calles contra las políticas económicas y sociales del Gobierno central.
El líder de EUiA y diputado en el Congreso, Joan Josep Nuet, ha dicho que la consulta se tiene que hacer y se hará, pero también le ha exigido al gobierno catalán que acabe con las "espinas" que suponen sus políticas económicas y el presupuesto catalán, a su juicio el más antisocial que ha aprobado nunca el Parlament.