Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herrera cree que el pacto PSOE-C's obedece a la "arrogancia" de políticos de "diseño" y no lleva a "ninguna parte"

El presidente insiste en que el acuerdo tiene un "pecado original", el de "expulsar" al PP, y cree que hay "mucho postureo" y "poca voluntad"
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha considerado que el pacto alcanzado entre PSOE y Ciudadanos es fruto de la "arrogancia" de políticos de "diseño", y ha asegurado que este documento no lleva a "ninguna parte", ya que sus propuestas son propias de quien "no ha pisado el terreno".
Antes de participar en los actos de celebración de 33 aniversario del Estatuto de Autonomía de Castilla y León el presidente de la Junta ha evaluado el acuerdo rubricado ayer entre Pedro Sánchez y Albert Rivera y ha insistido en que adolece de un "pecado original" que es el de "expulsar" al PP y a sus "7,2 millones de votantes".
"Hay mucho posturero y poca voluntad y convicción", ha aseverado el presidente de la Junta de Castilla y León quien ha manifestado que su acuerdo en torno a una reforma 'expres' de la Constitución es "imposible" sin contar con los 'populares' y, a pesar de eso, se "obstinan" en "excluir al PP".
Para Herrera esta situación obedece a la "arrogancia" de "políticos de diseño que no han pisado el terreno", un punto en el que se ha referido a la propuesta incluida en el pacto sobre la supresión de la diputaciones provinciales, unas instituciones defendidas por el presidente de la Junta y del PP, cuya función es "necesaria".
De este modo, ha recomendado al PSOE y Ciudadanos que se dirijan por ejemplo a los dirigentes de la Diputación de Soria, donde gobiernan ambos partidos, para conocer si esta propuesta es "una frivolidad". "Ésta es la consecuencia de la arrogancia de políticos de diseño que no nos llevan a ninguna parte", ha insistido.
El presidente de la Junta se ha preguntado además hacia dónde conduce este punto introducido en el documento y ha recordado la propuesta de Ciudadanos de acometer una "fusión fría" de municipios que suponía la supresión de los municipios de menos de 5.000 habitantes, es decir, el 98 por ciento de los de Castilla y León.
"Las diputaciones prestan un servicio indispensable de apoyo y colaboración a los pequeños municipios", por lo que ha considerado que su supresión sería "un disparate" propio de la "improvisación".