Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hillary Clinton visitará México el 25 y 26 de marzo

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, visitará México el 25 y 26 de marzo, en concreto Ciudad de México y Monterrey, en un momento de especial preocupación por el aumento de la violencia de los "narcos" en la frontera común.
Según informó hoy Gordon Duguid, un portavoz del Departamento de Estado, la jefa de la diplomacia estadounidense hará este viaje por invitación de su homóloga Patricia Espinosa.
Este viaje será el primero que Clinton haga a México y en general a Latinoamérica desde que tomó posesión de su cargo como secretaria de Estado, si bien ya conversó con Espinosa por teléfono en una llamada de cortesía tras la jura de su cargo el 21 de enero.
Durante su estancia en el país vecino abordará un "amplio abanico de temas bilaterales y multilaterales de interés común".
Los temas de conversación entre Clinton y las autoridades mexicanas también incluirán la cooperación bilateral bajo la Iniciativa Mérida, lanzada por Estados Unidos para combatir el crimen organizado y el narcotráfico en México y Centroamérica.
La secretaria de Estado considera que "es un momento adecuado" para visitar México, a la vista del debate sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la crisis económica, la Quinta Cumbre de las Américas en abril y la violencia fronteriza, señaló Duguid.
"México es ciertamente uno de nuestros socios más importantes" en Latinoamérica, subrayó el portavoz, al hablar de la importancia de la visita de Clinton a Ciudad de México y Monterrey.
La visita de la secretaria de Estado a México se producirá en un momento en el que hay una alarma a nivel social y preocupación a nivel gubernamental sobre la degradación de la situación en la frontera, si bien EE.UU. insiste en que la violencia se limita a "ciertas áreas" del país y que es "una respuesta a la fuerte acción del presidente Felipe Calderón contra los carteles de la droga".
El Departamento de Estado, pese a su preocupación, elige con cuidado sus palabras y elogia y felicita a México por su respuesta al problema cada vez que el tema surge en las ruedas de prensa.
La alarma social aumentó considerablemente en EE.UU. cuando a finales de febrero el Gobierno emitió una nueva alerta de viaje para advertir del incremento de la violencia de cara a las vacaciones de Semana Santa, ya que México es un destino muy cotizado en esta época del año, sobre todo para los estudiantes estadounidenses.
Las recientes declaraciones del director Nacional de Inteligencia, el vicealmirante Dennis Blair, sobre la "ingobernabilidad" en México causaron revuelo, y el Departamento de Estado se encargó de clarificar que no hay una campaña contra el país vecino.
Hoy Duguid contestó a la pregunta si Calderón está en pleno control de su país con un rotundo "sí".
Así, el viaje de Clinton a México también representa una señal de que ese país "es seguro", destacó el portavoz.
El tema de la seguridad fronteriza será abordado en su visita en el contexto de la Iniciativa Mérida, que está dotada de 405 millones de dólares, de los cuales 300 millones son para México, 150 millones menos de lo que solicitó la Casa Blanca.
Duguid se refirió a los "difíciles tiempos" que corren para la economía estadounidense para justificar este monto concedido por el Congreso, pero aseguró que EE.UU. mirará qué más puede hacer en el plano de esa cooperación bilateral contra el crimen y la violencia.