Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hollande apuesta por reforzar Policía y Gendarmería en Marsella para combatir el crimen pero descarta enviar al Ejército

El presidente francés, François Hollande, ha apostado hoy por "reforzar" los equipos de la Policía y la Gendarmería en Marsella para combatir el tráfico de drogas y el crimen organizado en los barrios de la zona norte de la ciudad, pero ha rechazado enviar al Ejército a "controlar" ninguna ciudad de la República.
En rueda de prensa conjunta con el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, en Madrid, Hollande ha respondido así a la sugerencia hecha por la senadora socialista Samia Ghali, un día después de que la muerte de un joven de 25 años haya elevado a catorce el número de víctimas mortales como consecuencia de ajustes de cuentas en la zona norte de la ciudad.
Hollande ha pedido que se deje hacer su trabajo a la Policía y a la Gendarmería, "reforzando sus equipos", pero se ha mostrado contrario a una intervención del Ejército para hacer frente a este problema, en línea con lo expresado hoy mismo por su ministro del Interior, Manuel Valls, quien ha afirmado que la intervención de las Fuerzas Armadas para hacer frente a este drama está "fuera de cuestión".
La senadora socialista Ghali ha justificado la acción del Ejército por el tipo de armas "de guerra" empleadas por estas redes criminales, al tiempo que ha defendido el establecimiento de "barricadas" para impedir el acceso de clientes a los lugares de venta de estupefacientes.