Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Homs cree que el CATN prueba que Cataluña nunca será "la isla de Robinson Crusoe"

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha considerado que el informe hecho público este lunes por el Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN) sobre el futuro de una Cataluña independiente en la UE prueba que un Estado catalán nunca sería "la isla de Robinson Crusoe" como aseguró el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
"Es evidente, y esta es la primera conclusión, que ni divagaremos por el espacio ni nos quedaríamos residiendo en la isla de Robinson Crusoe", ha asegurado el también consejero de Presidencia en rueda de prensa desde la Generalitat junto al presidente del CATN, Carles Viver i Pi-Sunyer.
Según Homs, el Gobierno central debería tomar nota de la manera de trabajar del CATN: "Nos gustaría un poco más de rigor y un poco menos de propaganda" en sus declaraciones sobre las consecuencias que tendría la independencia para Cataluña, ha dicho.
Homs lo ha afirmado después de que Rajoy asegurara el martes --en el debate del Congreso sobre transferir a Cataluña la competencia de convocar consultas-- que un Estado catalán sería "lo más parecido que se puede imaginar a la isla de Robinson Crusoe".
En marzo, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, advirtió de que una declaración unilateral de independencia condenaría a Cataluña "a vagar por el espacio sin reconocimiento y a quedar excluida de la UE por los siglos de los siglos".
"HACER LAS COSAS BIEN"
Según Homs, el informe del CATN es "una clara invitación a hacer las cosas bien" para garantizar totalmente que Cataluña seguiría formando parte de la UE si acabara independizándose.
El consejero ha coincidido con Viver en que "la cuestión política y económica es más crucial" que los argumentos jurídicos, y también ha constatado que el camino hacia la independencia es un proceso complejo.
El CATN, el órgano que asesora al Gobierno catalán en el proceso soberanista, incluye en su informe cuatro escenarios sobre la relación entre la UE y una eventual Cataluña independiente: permanencia en la UE --la hipótesis "más probable" según Viver--; adhesión por la vía rápida; ingreso por la vía ordinaria; o una exclusión, bien por falta de voluntad de las instituciones europeas, bien por veto de algún Estado.