Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal Horrach se opone de nuevo a la recusación de los magistrados planteada por Manos Limpias

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach ha presentado un nuevo escrito ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), en el que se opone a la recusación planteada por Manos Limpias contra dos de los magistrados que deberán resolver el recurso de la Infanta Cristina contra el mantenimiento de su imputación.
En su escrito, el representante del Ministerio Público se reafirma en los argumentos que expuso en el documento que ya presentó con anterioridad en este sentido, en el que recriminaba que el sindicato utilice "fraudulentamente" este instrumento legal para conseguir "finalidades espurias".
Horrach considera que el contenido de la solicitud "no sólo es ajeno a dicha figura" -a la recusación- "sino que desborda los límites que imponen las reglas de la buena fe".
En este contexto, el fiscal critica que la acusación popular "ni expone ni, por tanto, argumenta" la concurrencia de ninguna de las causas que deben darse en una abstención o recusación, previstas por la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), sino que "se limita a reiterar hasta la saciedad la existencia de una 'sospecha objetiva de parcialidad' con el único fundamento que la imaginación del autor de la petición".
Al respecto, la entidad sindical apunta en su petición a la falta de imparcialidad que podría afectar a la decisión de los magistrados Diego Gómez-Reino -quien además será ponente en la resolución sobre el archivo o mantenimiento de la imputación de la Duquesa de Palma- y la Mónica de la Serna, por lo que reclama que ambos sean apartados y sustituidos por otros dos que por turno corresponda.
OPOSICIÓN DE LA INFANTA Y LA ABOGACÍA DEL ESTADO
Por su parte, tanto la propia Duquesa como la Abogacía del Estado y el letrado Salvador Trinxet también se han opuesto a la recusación de los magistrados.
En el caso de la Infanta, su defensa considera que no existe ninguna sospecha de "pérdida de imparcialidad" por parte de Gómez-Reino y De la Serna. "No consta en la causa, ni se aporta por la recusante -Manos Limpias-, hecho alguno que genere apariencia o pérdida de imparcialidad", incide en el escrito que ha presentado ante la Audiencia.