Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU cree que Cañete y Valenciano se "aporrearán" durante una campaña de "guiñol" aunque comparten programa "oculto"

La federación plantea un nueva Constitución Europea, sanciones para incumplimientos en materia laboral y crear un órgano anticorrupción
El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, ha augurado este lunes que los candidatos del PP y del PSOE a los comicios europeos, Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano, respectivamente, protagonizarán "un teatro de guiñol" durante la próxima campaña electoral, en la que ambos se "aporrearán" dialécticamente pese a ser "corresponsables" de la construcción "neoliberal" de la UE y compartir un programa "oculto".
Así lo ha puesto de manifiesto Lara en rueda de prensa en su sede de Olimpo, donde ha presentado junto a la responsable de Programas de la federación, Marga Ferré, el programa con el que IU concurrirá a las elecciones del próximo 25 de mayo, a las que se presentará en coalición con Iniciativa per Catalunya (ICV) y los gallegos de Anova.
Lara ha defendido que el programa de Izquierda Unida persigue poner fin al neoliberalismo que, ha denunciado, se ha "constitucionalizado" en la Unión Europea y que ha supuesto un importante "retroceso" en los derechos laborales y sociales de los europeos y, singularmente, de los españoles.
Un "retroceso" que, según ha apuntado, es el resultado de la aplicación de los distintos tratados y acuerdos "neoliberales" que se han alcanzado en Europa y que son "el programa oculto" que tanto el PP como el PSOE se han visto "obligados" a aplicar en España en sus respectivas etapas de gobierno.
De esa forma, Lara ha acusado a los dos principales partidos de haber contribuido a "desmontar" el Estado social, a "debilitar" los Estados y, por ende, la democracia, a "consolidar" las "asimetrías" de los países miembros y a aumentar la desigualdad entre la mayoría social y los ricos.
UN BCE AL SERVICIO DE LA BANCA ESPECULATIVA
Pero también les ha afeado que hayan aplaudido que se haya diseñado un Banco Central Europeo "al servicio" de la banca "especulativa" y no al de la ciudadanía, y que Europa sea "cada vez más dependiente" de Estados Unidos.
"A más integración, más subordinación", ha dicho Lara, quien ha censurado, en concreto, la decisión de la Administración Obama de desplegar tropas en Polonia en respuesta a la posición rusa en la crisis de Ucrania. "¿Qué pinta Estados Unidos en Europa?", ha planteado.
De todo esto, ha hecho hincapié el líder de IU, son "corresponsables" tanto el PP como el PSOE, quienes considera que aún no han presentado un programa electoral "completo" para Europa porque éste ya está diseñado en los diferentes tratados y acuerdos que se han venido aplicando hasta ahora.
Pese a compartir un programa "oculto", Lara vaticina que los cabezas de lista de PP, Miguel Arias Cañete, y del PSOE, Elena Valenciano, "escenificarán" una campaña electoral de "una dureza infinita" que, según ha insistido, no será más que "una obra de teatro de guiñol" donde ambos aspirantes se "aporrearán" dialécticamente para, después, volver a votar juntos en Bruselas.
NO TIENEN UN PROGRAMA TAN DISTINTO
Y es que, según ha precisado la secretaria de Programas de IU, Marga Ferré, 'populares' y socialistas votan lo mismo en el "73 por ciento" de las propuestas que se debaten en el Parlamento europeo. "Igual no tienen un programa tan distinto", ha comentado Ferré, antes de tachar de "tomadura de pelo" que los dos partidos mayoritarios aún no hayan presentado a la ciudadanía española la oferta con la que concurrirán a la cita del próximo 25 de mayo.
Quien sí lo ha hecho es IU, que ha publicado ya en su página web un programa que consta de 82 páginas en el que han participado unas 2.000 personas y que recoge cerca de 1.300 aportaciones recibidas directamente y a través del 'Programa Abierto' que puso en marcha a principios de año en Internet.
Entre las medidas que han incluido en su programa, IU pide crear seis consorcios públicos europeos, establece sanciones para las empresas incumplidoras de la normativa laboral o para los países que, como Suiza, impiden la libre circulación de personas, establece 17 nuevas directivas europeas para garantizar, entre otras cuestiones, un salario mínimo europeo y la jurisdicción universal en toda la Unión.
Asimismo, plantea crear una auditoría de la deuda ilegítima, poner en marcha dos organismos nuevos (uno de ellos contra la corrupción), convocar un referéndum sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, derogar 15 directivas europeas y perseguir dos nuevos tratados: uno que en pro del cambio climático y un segundo para alcanzar una nueva Constitución europea.
EL BIPARTIDISMO ESTÁ TOCADO, PERO NO HUNDIDO
Pero, además del programa, Cayo Lara tiene previsto plantear durante la campaña una serie de preguntas "muy sencillas" a los candidatos del PP y del PSOE para saber, entre otras cosas, si suprimirán el artículo 135 de la Constitución (que prioriza el pago de la deuda pública) y las respectivas reformas laborales decididas por sus partidos, si acabarán con los "pensionazos" auspiciados por Rajoy y Zapatero, si promoverán la modificación del BCE o si impulsarán medidas contra el fraude.
De forma paralela, IU tiene previsto registrar una nueva pregunta en el Congreso pidiéndole una vez más al presidente Mariano Rajoy que ponga a disposición de la Cámara la carta que el expresidente del BCE Jean Claude Trichet hizo llegar a su antecesor en Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero, y que contempla las "miserias" de la UE impuestas a España.
Preguntado por los buenos resultados que en las europeas vaticinan para IU las últimas encuestas publicadas, Lara ha comentado que este tipo de estudios no son más que una "anécdota" y ha apuntado que a día de hoy resulta una "obviedad" asegurar que la tendencia de la federación es creciente. "El bipartidismo no está hundido, pero sí tocado y nosotros aspiramos a tener más eurodiputados", ha zanjado.