Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU pide cuentas al Gobierno por los 3.574 millones extra que ha recibido Defensa para "servidumbre" a la OTAN

El grupo parlamentario de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) va a reclamar detalles al Gobierno sobre los 3.574 millones de euros que el Ministerio de Defensa ha ido acumulando estos años vía crédito extraordinario ajeno al presupuestos y que, según el diputado Álvaro Sanz, se utilizan "para armamento y servidumbre a la OTAN".
El parlamentario de IU por Zaragoza y nuevo portavoz de Defensa del grupo parlamentario, "rechaza" los motivos de urgencia alegados por el Gobierno y anuncia que "exigirá información sobre las condiciones de pago", porque "desde que llegó el PP al poder, España ya se ha endeudado en 3.574 millones de euros en este tipo de créditos solicitados en verano para el Ministerio de Defensa".
Álvaro Sanz ha explicado que, desde la llegada de Pedro Morenés al frente del ministerio, el Ejecutivo ha solicitado en "créditos estivales" un total de 3.574 millones: en septiembre de 2012 de 1.783 millones, en julio de 2013 de 877 millones y 914 millones en agosto de este año.
URGENCIA INJUSTIFICADA
Sanz ha anunciado que pedirá información más exhaustiva en la Comisión de Defensa cuando se reanude el periodo de sesiones "para que el Gobierno aclare los motivos por los cuales se justifica la urgencia de la solicitud de estos créditos, las condiciones de pago e intereses que vamos a tener que abonar a las entidades financieras".
El Gobierno sostiene que la solicitud de este crédito extraordinario y suplementos de crédito en el presupuesto del Ministerio de Defensa, se justifica como "razones de extraordinaria y urgente necesidad", --"atender el pago a las obligaciones contractuales para no causar perjuicios a terceros", es decir, a la industria armamentística que desarrolla los Programas Especiales de Armamento (PEAs).
"Las obligaciones de pago que deberían preocupar al Gobierno de Rajoy son cuestiones como el pago a las ayudas de Dependencia para las personas que peor lo están pasando, las becas de comedor o a los pequeños proveedores, pero nunca para alimentar al lobby de la guerra", insiste el parlamentario de La Izquierda de Aragón.
Además, el nuevo diputado subraya que tanto el crédito para los PEAs como para el adiestramiento y alistamiento de la Fuerza Conjunta, responde a compromisos adquiridos por España en el Tratado de Lisboa (artículo 28) y la Iniciativa de Capacidades de Defensa de la OTAN.
LA OTAN A UN "ALTÍSIMO PRECIO"
"Este es parte del altísimo precio que tenernos que pagar por pertenecer a la OTAN, una alianza bélica que Izquierda Unida ha cuestionado duramente desde sus orígenes", añade el diputado de IU por Zaragoza.
A su juicio, el ministro Morenés "es un digno representante del sistema de puertas giratorias instaurado por el bipartidismo, pasando directamente de formar parte de la patronal de la industria armamentística a gestionar las compras de material bélico desde el Gobierno de España", recuerda Álvaro Sanz.
"Es anecdótico, pero resulta obsceno, que ese día, en el mismo Real Decreto -del 1 de agosto-, se autorice un crédito de nueve millones para vacunas a la vez que se compra un misil que vale 22 millones", concluye.