Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU alerta de que el Gobierno promueve una justicia con una primera clase de aforados y otra justicia "de beneficiencia"

El diputado de IU por Asturias en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha manifestado este miércoles en Oviedo que hay razones "más que suficientes y está más que justificada" la presentación de una enmienda a la totalidad a la Ley de Justicia Gratuita o "más bien ley de la beneficencia en la justicia".
En rueda de prensa, Gaspar Llamazares ha asegurado que si la ley de tasas judiciales ya ha expulsado a la clase media asalariada del sistema de justicia, ahora se pretende dejar una primera clase "de aforados" y una clase en la que habrá una justicia de beneficencia.
Así ha indicado que, lejos de lo que "dice la propaganda del Gobierno", esta ley no garantiza la justicia a quienes no tienen recursos, sino que lo que hace es excluir a una parte de la ciudadanía y poner trabas y obstáculos a muchos otros para poder acceder a la misma.
Ha indicado además que frente a las promesas de Gallardón de que la Ley de Tasas permitiría costear la justicia gratuita, lo cierto es que las comunidades autónomas "no han visto ni un sólo euro", porque el Gobierno "ni siquiera informa de lo recaudado con las tasas judiciales".
"Las comunidades están financiado a duras penas la justicia gratuita. Las tasas judiciales han sido una gran mentira más del Gobierno de Rajoy", ha dicho Llamazares, que ha insistido en que esta nueva ley consagra una justicia de clases.
SANIDAD
Por otra parte Llamazares se ha referido también a la decisión del pleno del Tribunal Constitucional de levantar el veto a la asistencia sanitaria gratuita en Navarra a los no residentes y ha indicado que esa decisión obliga al Gobierno a derogar su decreto.
Así, Gaspar Llamazares ha advertido al Ejecutivo que esa derogación será para IU una condición para llegar a cualquier acuerdo o pacto por la sanidad.