Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU-ICV quiere que el Gobierno certifique al Congreso su renuncia a cambiar la elección de alcaldes antes de mayo

El grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) quiere que el Gobierno de Mariano Rajoy certifique la próxima semana ante el Pleno del Congreso de los Diputados su renuncia a reformar el sistema de elección de alcaldes antes de los comicios municipales de mayo de 2015.
Ésta es la principal petición que IU-ICV-CHA incluye en la moción que se debatirá y votará en el Pleno del Congreso de la semana que viene y que es consecuencia de la interpelación que el portavoz parlamentario del grupo, José Luis Centella, dirigió el pasado miércoles al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.
Pese a que Centella exigió a Montoro que dejara claro de una vez por todas si el Ejecutivo descartará finalmente realizar esa reforma electoral antes de las municipales, para las que sólo quedan siete meses, el ministro no despejó esa incógnita.
LA OPOSICIÓN, EN CONTRA
La idea de cambiar el sistema de elección de los alcaldes para primar al candidato de la lista más votada fue lanzada por el PP el pasado julio e incluida en el paquete de medidas de regeneración que el Gobierno ofreció a los grupos parlamentarios tras el verano, pero las reticencias de buena parte de la oposición llevó a que el asunto fuera excluido de las conversaciones parlamentarias y se trasladaran a una mesa paralela de partidos liderada por el PP.
Sin embargo, desde entonces apenas ha trascendido noticia de los encuentros que ha llevado a cabo la dirección del partido, más allá de la negativa de Coalición Canaria, la primera formación consultada, y mientras tanto todos los grupos de la oposición apoyaron en el Congreso una moción exigiendo relegar esta reforma hasta después de las municipales.
Con su moción, cuyo contenido recoge Europa Press, la Izquierda Plural vuelve a insistir en la necesidad de que el Gobierno desista de cualquier reforma electoral relativa al método de elección de alcalde que implique "una disminución en la proporcionalidad".
SÓLO SI LE APOYA LA MAYORÍA DE LOS VOTANTES
Según subraya, una lista electoral no puede tener la mayoría de gobierno y, en consecuencia, la alcaldía si no tiene el respaldo de la mayoría de los votantes. "La atribución del alcalde a la lista más votada llevaría a la paradoja de que podrían serlo quienes hubieran obtenido menos del 20 por ciento de los votos y, por tanto, no contaran con el apoyo del 80 por ciento de sus vecinos", apunta.
Pero, además, el grupo parlamentario que capitanea Cayo Lara aprovecha su iniciativa para instar al Ejecutivo a "profundizar" en medidas de regeneración democrática en el ámbito local para, entre otras cosas, garantizar plenos municipales "plurales, abiertos, participativos y transparentes" donde los partidos, asociaciones vecinales, ONG y la ciudadanía puedan "fiscalizar, conocer, preguntar y proponer las acción al gobierno".
Pero también para garantizar la eficacia de las comisiones informativas y mecanismos de destitución a través del Pleno --"como garantías de información o regeneración contra la corrupción y las práctica abusivas", y una democracia "más participativa y mayor control" sobre los cargos públicos.