Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maíllo (IU) dice que la Izquierda Plural aspira a cuadriplicar su representación en el Parlamento Europeo

El candidato de IU a las elecciones europeas, Tasio Oliver, y el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, han asegurado que la "ambición" de la Izquierda Plural en estas elecciones europeas es "cuadriplicar" la representación que tenían en el Parlamento europeo hace cinco años.
En una rueda de prensa celebrada en Jerez de la Frontera (Cádiz) enmarcada en la precampaña de las elecciones europeas, los dirigentes de IU se han mostrado "convencidos" de poder obtener esos resultados, lo que les permitirá "tener más fuerza para incidir en el cambio de políticas que es tan necesaria en Europa".
Ambos han explicado que el objetivo de su campaña es demostrar al pueblo español y andaluz que hay "un cordón umbilical" entre las recomendaciones de Europa y la calidad de vida de los ciudadanos. En este sentido, explican que hay un "nexo muy íntimo entre las recomendaciones de Barroso y Draghi, la decisión que toman Montoro o De Guindos en España y los 36.000 parados que sufrimos en Jerez, la ruinosa privatización de la empresa pública del agua y nuestro día a día".
Señalan que el eje de su campaña se basa en tres ideas fundamentales: el convencimiento de que "tenemos una Europa antidemocrática, una Europa descarnada socialmente y que ha perdido su lugar en el mundo". Por ello, las apuestas de IU van dirigidas a "contravenir esa pérdida de pulso europeo" y constituir "una Europa fuerte, aunque radicalmente diferente a la que tenemos".
Recuerdan que "hasta hace apenas 15 años" Europa era "la luz que en el contexto internacional apostaba por el desarrollo sostenible, por los derechos humanos, por otro modelo de convivencia social y por la justicia social", aunque lamentan que "hoy se ha desvanecido" y priman los "intereses oscuros y macroeconómicos".
Maíllo ha incidido en que las políticas europeas afectan a aspectos "insospechados" de la vida de los ciudadanos, recurriendo de nuevo al ejemplo de la privatización del agua de Jerez, que es "resultado de una administración terminal condicionada por una política europea que quiere privatizar el Estado, disminuir el poder de las administraciones públicas y unas reglas absolutamente perversas en la financiación de éstas".
En esta línea, han criticado el Banco Central Europeo (BCE), que tiene "prohibido" el préstamo directo a las administraciones públicas, señalando que si hubiera podido hacerlo, entre 2001 y 2013 España, sin tener que pasar por la "usura bancaria", se habría ahorrado "143.000 millones de euros".
"Lo que la política ha creado, como es el caso del BCE, la política tiene que derogarlo", ha manifestado, subrayando que uno de los objetivos de IU es "cortar de raíz el marco financiero absolutamente perverso que tenemos".
Otro elemento principal de IU en su campaña es el pago de la deuda, censurando que se intente "caricaturizar propuestas que no son novedosas". En este sentido, señala que con el replanteamiento de la negociación de la deuda están planteando "el mismo debate que Alemania a finales de los 40 y principios de los 50", que culminó en con una condonación de la deuda en Alemania "sin la cual nunca habría salido de la crisis" tras la guerra. Por tanto, abogan por afrontar el debate "desde referencias históricas que se han demostrado que fueron satisfactorias para una reactivación de la economía".