Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU pedirá cotejar la firma de Lapuerta con los nuevos documentos aportados por el extesorero

Solicita que la Policía Científica analice la documentación que el extesorero dio al juez en julio tras admitir la autoría de los papeles (esta noticia sustituye a otra anterior sobre el mismo tema)
Solicita que la Policía Científica analice la documentación que el extesorero dio al juez en julio tras admitir la autoría de los papeles
(esta noticia sustituye a otra anterior sobre el mismo tema)
Izquierda Unida (IU) y otros cuatro colectivos que ejercen la acusación popular en la causa en la que se investiga la supuesta contabilidad B del Partido Popular (PP) pedirán que se coteje la firma del extesorero Álvaro Lapuerta con la que aparece en los nuevos documentos aportados por su antiguo colaborador Luis Bárcenas, informaron a Europa Press fuentes de esta parte.
Los querellantes tienen previsto solicitar al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que la Policía Científica elabore un informe pericial en el que se analice la nueva documentación aportada por Bárcenas para que su letra sea contrastada con otros documentos indubitados de Lapuerta que forman parte del procedimiento, como la prueba caligráfica a la que fue sometido el pasado 6 de febrero, cuando declaró en la Fiscalía Anticorrupción.
Bárcenas aportó una carta manuscrita y varios justificantes bancarios que acreditarían un pago a Lapuerta procedente de la supuesta contabilidad B de la formación en los que se detalla que en octubre de 2004 adquirió 1.270 acciones de Libertad Digital por un importe de 139.700 euros. Esta cuantía coincide con una salida de fondos en esa fecha que Bárcenas anotó en su contabilidad B.
En un escrito registrado ayer, lunes, al que ha tenido acceso Europa Press, IU, Justicia y Sociedad, la Asociación Libre de Abogados (ALA), CODA-Ecologistas en Acción y Los Verdes solicitan al juez Ruz que incorpore al procedimiento una "copia de los documentos", que fueron elaborados desde la desde la cárcel de Soto del Real (Madrid), en la que Bárcenas se encuentra desde el pasado 27 de junio.
En la carta manuscrita aportada al juez, que está fechada el 31 de diciembre pasado, Bárcenas asegura que estos documentos "confirman el conocimiento y autorización por parte de Álvaro Lapuerta de todos los pagos en B que figuran en las hojas de 'Origen y Aplicación de fondos'".
INFORME SOBRE LOS DOCUMENTOS DE JULIO
Además, esta parte ha solicitado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 que ordene a la Sección de Documentoscopia de la Comisaría General de Policía Científica que elabore un "informe pericial" sobre la documentación que Bárcenas presentó al juez el pasado 15 de julio, cuando modificó su estrategia de defensa y reconoció la autoría de la supuesta contabilidad B del PP.
Bárcenas entregó entonces un pen drive en el que constaban nueve carpetas de documentación contable en las que se incluía un recibí de 200.000 euros a nombre del gerente del PP de Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas, que, según el extesorero, formaría parte de una entrega a cambio de una contrata de limpieza en el Ayuntamiento de Toledo concedida en 2007.
Los dos extesoreros del PP están imputados, junto a una veintena de empresarios de la construcción y el arquitecto que remodeló la sede del PP en la calle Génova de Madrid, en la pieza separada del 'caso Gürtel' en la que se investiga la supuesta contabilidad B de la formación.
Lapuerta, de 86 años, compareció por última vez en la Audiencia Nacional el pasado 4 de noviembre. Se negó a declarar por el estado de salud en el que se encontraba y dijo que cuando mejorara aportaría los "datos" que tiene sobre la causa. Además, aseguró que dijo la verdad cuando el 7 de febrero aseguró en la Fiscalía Anticorrupción que la contabilidad del PP era completamente legal y no existía dinero negro.