Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU afirma que la abstención daría a entender que España resiste los embates del capitalismo

El coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara. EFE/Archivotelecinco.es
El coordinador general de IU, Cayo Lara, ha instado a los ciudadanos a votar masivamente el próximo domingo porque un triunfo de la abstención en las elecciones europeas supondría dar a entender que España "resiste perfectamente los embates del capitalismo".
Durante un acto electoral con el mundo sindical en la Fundación Abogados de Atocha -en el que también ha participado el candidato de IU a las elecciones europeas, Willy Meyer-, Lara ha asegurado que PSOE y PP están haciendo una campaña para la abstención, centrando sus mensajes en temas como la corrupción en vez de la realidad económica y social.
IU, por el contrario, se centrará en hablar de las causas de la crisis, de sus responsables y de las alternativas, y no va a entrar en "ese juego" de socialistas y populares de propiciar la abstención.
"Tenemos que movilizar", ha insistido Lara, porque más allá de cuántos diputados tenga cada partido lo importante es el mensaje que recibirán los ciudadanos.
Y si el mensaje es mayor respaldo a la izquierda, según Lara, significará que la gente se está revelando contra el sistema y el modelo económico que ha llevado a la crisis, mientras que si triunfa la abstención la lectura que habría que hacer es que "no hay problema (en seguir así), porque este país resiste perfectamente los embates del capitalismo".
Cayo Lara ha acusado también a los socialistas y al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de ceder a la presión de los empresarios más conservadores y de instarles a que inviertan en sanidad, dependencia o energías renovables.
Bajo su punto de vista, esto son "palabras mayores" porque significa que "no sólo el PP es privatizador a tope, sino que el PSOE, a través de Zapatero, está orientando a los empresarios a que hagan negocio con la sanidad, la dependencia y con el sol y el viento".
Willy Meyer, por su parte, ha abogado por un sistema económico en el que los Estados intervengan en los sectores productivos estratégicos, una vez que la crisis ha dejado patente que dar libertad absoluta al mercado no sólo no garantiza empleo y sostenibilidad, sino que "ha colocado a la humanidad al borde del abismo".
El candidato ha pedido que se "politice" la crisis para que los ciudadanos vean quiénes son los responsables de su situación económica y porque si no se les explica que hay que cambiar el modelo productivo "lo normal es que se vayan a la abstención", que va a ser "el principal partido en estas elecciones europeas".
Para Meyer, la crisis demanda instituciones europeas más fuertes y la intervención pública en algunos sectores productivos.
Obama, ha dicho, parece tenerlo "claro", ahora que ha decidido que el Estado tenga el mayor porcentaje de capital de una empresa como General Motors, y se ha preguntado si España ha inyectado dinero para rescatar a Opel y que no suceda lo mismo que en Barcelona con Seat, empresa que, según ha dicho Meyer, ha "chantajeado" a sus empleados garantizándoles que mantendrán su puesto si aceptan congelar su salario.
A su juicio, en el consejo de administración de cada empresa que recibe dinero del Estado tiene que haber un representante público para garantizar la calidad del empleo y "no aceptar chantajes".