Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU se compromete a crear tres millones de puestos de trabajo en tres años

El coordinador nacional de IU, Cayo Lara, ha avanzado su propuesta de un "plan de empleo" para crear "tres millones de puestos de trabajo en los tres años del periodo legislativo con 40.000 millones de euros de recursos", de los que "aproximadamente unos 160.000 puestos de trabajo de ellos se crearían en Castilla-La Mancha".
Según ha explicado Lara en rueda de prensa en la sede de IU en Albacete, "es factible" obtener esos recursos por "la vía de la lucha contra el fraude fiscal y de una reforma fiscal", recordando que hay "un tres por ciento de grandes empresas que evaden anualmente 42.700 millones de euros".
C-LM, "BANCO DE PRUEBAS DEL PP"
Cayo Lara, que ha acudido a la capital albaceteña para participar en el acto de homenaje a los brigadistas internacionales previsto para este lunes en la ciudad, ha lamentado que Castilla-La Mancha sea "el banco de pruebas de las políticas del PP" y se está viendo que "de aquellas rebajas llegan estos recortes".
Unos recortes que Lara también ha atribuido a los gobiernos socialistas en nuestro país, por lo que ha acusado a los dos partidos mayoritarios de "recortadores".
Así, ha dicho que "los dos son corresponsables de las políticas de recorte y de ajuste duro en el país", y ha criticado que ninguno de los dos "hayan querido reconocer que se están equivocando en las medidas para salir de la crisis".
Además, Lara ha criticado que la CEOE "comparta" estas medidas, ya que su presidente, Juan Rosell, "reconoció que los programas de PSOE, PP, CIU, PNV y UPyD encajaban bastante con las propuestas que tiene la patronal", lo que demuestra que "van a persistir en la misma duda más retrógrada del empresariado español con respecto a salir de la crisis".
"Esas viejas recetas son bajar el salario a los trabajadores, que es lo que se consigue al no ajustarlo a la inflación de cada año, el copago o repago y abaratar el despido, porque no se conforman con una reforma laboral", ha agregado.
Estas son según el dirigente "las políticas del desastre y del desempleo", que chocan con las políticas "diametralmente opuestas" que propone IU y que pasan por "la lucha contra el fraude fiscal", en un país "donde existe el 23 por ciento de economía sumergida".