Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU denuncia la intención de la consejera de Educación de Madrid de hacer un ranking de centros mediante la prueba CDI

La portavoz de Educación de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, Eulalia Vaquero, ha advertido de la intención de la consejera de Educación, Lucía Figar, de "establecer un ranking" de centros mediante la prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables (CDI) de 3º de la ESO, que se está realizando este martes en centros de la región.
Asimismo, a través de una nota de prensa, Vaquero ha denunciado la presión que se está ejerciendo sobre los centros para realizar una prueba que, por otra parte, "tiene graves deficiencias técnicas", pues no permite comparaciones temporales ni internacionales y no considera el contexto socioeconómico y punto de partida del alumnado para evaluar sus conocimientos y valorar sus mejoras relativas.
"Estas pruebas han demostrado que lo único para lo que sirven es para condenar a determinados centros a que sean abandonados y, poco a poco, cerrados, pues son unas pruebas que no sirven para la evaluación continua del alumno, sino que pretenden estigmatizar", ha manifestado la diputada de IU, quien ha asegurado que en estas pruebas además se utilizan "trampas como dejar fuera este día al alumnado de menor nivel".
En este sentido, Vaquero ha señalado que su grupo no se opone a la realización de pruebas diagnósticas, si bien ha incidido en que una evaluación externa "debe tener función diagnóstica, pero también formativa y de mejora", a la vez que "permita conocer todo aquello que funciona bien, los progresos logrados, evitando el desaliento y valorando el esfuerzo".
Así, la diputada de IU ha exigido a la consejera que apoye a los alumnos con resultados insatisfactorios en la prueba, porque "es la única forma de que las familias puedan ver una utilidad a esta prueba, que debería hacerse antes, cuando existen posibilidades reales de tomar decisiones de apoyo y mejora a los centros, profesores y alumnos".