Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU exige la dimisión inmediata del alcalde de Burgos por su "pésima" gestión en el conflicto

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Burgos, Raúl Salinero, ha exigido este sábado la dimisión inmediata del alcalde burgalés, Javier Lacalle, por su "pésima" gestión en el conflicto de Gamonal, generado a raíz del inicio de las obras del bulevar de la calle Vitoria que finalmente el consistorio decidió ayer paralizar definitivamente ante la "imposibilidad" de llevarlas a cabo.
"Ha sido el hazmerreír de España porque ha creado un conflicto por no escuchar a los ciudadanos", ha aseverado Salinero en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de añadir que "el alcalde ya no tiene credibilidad, está desacreditado".
En este sentido, ha señalado que ha sido el PP a nivel nacional quien ha dicho qué había que hacer en la capital burgalesa ante lo sucedido en los últimos días, algo que a juicio de salinero demuestra la "ingobernabilidad" existente en el consistorio.
También, ha mostrado su incomprensión por el modo en que el primer edil decidió paralizar definitivamente el proyecto, al producirse tres horas después de la celebración de una sesión plenaria en la que todos los grupos políticos de la oposición instaron al cese definitivo de las intervenciones en Gamonal, mientras el equipo de Gobierno local desestimó todas las proposiciones al respecto para apostar por una paralización temporal.
Para el portavoz municipal de IU, esta actitud corrobora la "pésima" gestión de Lacalle a lo largo de toda la legislatura, en la que "no ha existido el diálogo con quien no fuera de su cuerda" y se ha gobernado "a espaldas de los ciudadanos".
Respecto al dinero presupuestado para la realización del bulevar en Gamonal, ha abogado por unos presupuestos participativos en los que los ciudadanos puedan decidir en qué invertir dichas partidas.