Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU plantea un plan de ajuste con un recorte de alrededor del 60% de su plantilla

Los responsables de finanzas de Izquierda Unida han puesto sobre la mesa un plan de ajuste económico que incluye el recorte de alrededor de un 60 por ciento de su plantilla laboral para poder hacer frente a la delicada situación financiera en la que se encuentra la organización tras los malos resultados obtenidos en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.
El plan ha sido presentado ante el Consejo Político Federal que la coalición celebra este sábado por su responsable de Finanzas, Lola Sánchez, el secretario de Organización, Adolfo Barrena, y el dirigente Antonio Cortés.
Este programa de viabilidad económica incluye el despido del 60 por ciento de su plantilla. Miembros de la coalición señalan que IU tiene actualmente 22 trabajadores y 7 liberados y, tras el ajuste, quedaría con 9 empleados y 5 liberados.
Las finanzas de IU sufren un duro golpe sin lograr tener grupo parlamentario propio en el Congreso y que sus dos diputados tengan que formar parte del Grupo Mixto. Una de las consecuencias es que la organización no recibirá subvenciones por el denominado 'mailing' electoral, en el que invirtió casi dos millones de euros para el 20D, alrededor del 70 por ciento de su presupuesto total de campaña.