Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU se juega recuperar hasta dos millones de euros del 'mailing' en función de si consigue grupo propio en el Congreso

Izquierda Unida se juega poder recuperar hasta dos millones de euros gastados en 'mailing' electoral durante la campaña para los comicios del 20 de diciembre en función de si consigue formar grupo parlamentario propio en el Congreso.
IU programó un presupuesto de algo menos de 2,5 millones de euros para la campaña de las últimas elecciones generales, de los que casi un 70 por ciento, alrededor de dos millones de euros, fueron destinados al envío de sobres, papeletas y el programa electoral a los domicilios de los electores, según han informado a Europa Press fuentes de la formación.
Para sufragar estos gastos originados por el envío del denominado 'mailing' electoral, el Estado abonará a cada partido 18 céntimos por elector en cada una de las circunscripciones en las que presentase lista al Congreso y al Senado.
Sin embargo, sólo acceden al cobro de esta subvención aquellas formaciones que consiguen formar grupo parlamentario propio. Este requisito es el que ha llevado a IU a suscribirse al grupo parlamentario presentado por ERC junto a EH Bildu para, una vez recibido el dinero, pasar a formar parte del Grupo Mixto, según reveló el propio Alberto Garzón.
Sin embargo, la Mesa del Congreso, con los votos de los miembros de PP y Ciudadanos, ha rechazado este miércoles esta opción argumentando que es un "fraude de ley" que la coalición abertzale y la federación de izquierdas anunciaran "públicamente" su intención de abandonar el grupo parlamentario una vez recibidas las subvenciones.
DAR VISIBILIDAD A UN MILLÓN DE VOTOS
La misma noche electoral Garzón ya anunció que explorarían todas las posibilidades para intentar tener un grupo parlamentario propio que diera "visibilidad" y "recursos" al casi millón de votos conseguido en las urnas.
Sin embargo, su primera opción era que los dos diputados de IU-Unidad Popular unieran fuerzas a la candidatura valenciana de Compromís-Podem para formar grupo parlamentario, una posibilidad que, según ha criticado este miércoles, fue vetada por Podemos.