Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ibarretxe afirma que no va a optar a ningún cargo dentro del PNV

El ex lehendakari Juan José Ibarretxe afirma que no va a "optar a ningún cargo interno dentro del PNV", que "sus aspiraciones políticas están satisfechas" e indica que decidió abandonar la política activa "tras constatar que el PSE optaba sin ningún tipo de matiz por lograr un pacto con el PP".
Ibarretxe asegura también -en lo que según el diario Deia es la "única" y "última" entrevista del ex lehendakari- que tomó la decisión de irse sin resentimiento y con la "conciencia más tranquila que nunca".
Revela que tuvo "una esperanza sincera" de que se hubiera producido un pacto entre el PNV y el PSE-EE porque "en función de los resultados electorales era la solución más coherente y lógica", y que incluso él "hubiera estado dispuesto a no presentar" su candidatura para facilitar un acuerdo.
"Ni aunque yo hubiera renunciado a ser lehendakari, a pesar de ser el más votado, estuvieron dispuestos a hablar", afirma Ibarretxe quien opina que con el nuevo gobierno "vamos a ver un cambio hacia atrás, el cambio del cangrejo", y recuerda que al PSE-EE y al PP "no les une nada y les separa prácticamente todo".
Insiste en que el pacto entre socialistas y populares es un acuerdo "que la mayoría de este país no respalda" y manifiesta su deseo de que "no traten de acabar con la singularidad del autogobierno vasco y conviertan a Euskadi en una autonomía más de régimen común".
"No acabo de ver con qué proyecto político van a gobernar", insiste el ex lehendakari, quien también añade que el PNV pasará a la oposición "con la misma responsabilidad con la que hemos gobernado".
Ibarretxe reitera que el derecho a decidir "ha venido para quedarse" y avisa de que "si alguien tiene alguna duda de que este país se va a conformar con que su destino lo decidan en Madrid el PP y el PSOE unilateralmente, se va a equivocar".
El ex lehendakari le dice a Zapatero que sabe que "su situación sería otra si hubiera apostado por entenderse con el PNV" e indica que el presidente del Gobierno ha llegado "al mismo punto al que llegó Aznar: ha cabreado a todos los que están a su alrededor, a catalanes, a gallegos y a vascos."
"Mi proyecto ahora es ser la persona y el economista que trabaja por un mundo mejor", concluye.