Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ibarretxe cree que con el archivo de su causa "se ha puesto fin a un sinsentido"

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, abraza al presidente del PNV, Iñigo Urkullu, a su salida del Palacio de Justicia de Bilbao. Foto: EFE.telecinco.es
El Gobierno vasco ha celebrado en Vitoria durante hora y media un consejo extraordinario tras conocer el sobreseimiento, tras el cual ha comparecido el lehendakari ante la prensa para leer una declaración.
Además de su alegría, Ibarretxe ha mostrado su preocupación porque el Tribunal "no ha querido entrar en el fondo del asunto". Así, ha abogado por que el Tribunal Supremo, según ha indicado, "seguro destino de los recursos que ya se han anunciado", atienda al "fondo del problema y no vuelva a criminalizar el diálogo político".
"Esperemos que este sinsentido se haya acabado para siempre y que nunca más el diálogo político se siente en el banquillo en este país ", ha deseado el lehendakari.
Alivio y frustración por el archivo
El secretario general del PSE-EE, Patxi López, por su parte, ha afirmado en su blog personal que siente "alivio y frustración" y ha estimado que se les ha dado la razón, porque los socialistas habían defendido "que no había fundamento para celebrar este juicio".
"El juicio ha terminado y siento una mezcla de alivio y frustración", ha señalado al mismo tiempo López, que ha explicado que lo que le alivia es que ahora puede dedicarse "en cuerpo y alma a seguir trabajando por un futuro mejor para Euskadi".
Además, López ha pedido al lehendakari que "pase página" y que "no siga por el camino que inició la semana pasada, cambiando a última hora su reiterada petición de que se suspendiera el juicio y exigiendo, según sus propias palabras, que los jueces se posicionaran sobre el diálogo político".
Obstaculizar futuros procesos
El ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi ha señalado que con el juicio que le ha sentado en el banquillo por las reuniones que mantuvo con el lehendakari y con dirigentes del PSE-EE se pretendía obstaculizar "futuros procesos" de negociación política que "sin duda van a existir".
Otegi ha comparecido junto a la abogada de los miembros de la izquierda radical juzgados, Jone Goirizelaia, quien ha remarcado que la decisión adoptada por el TSJPV era "la única salida que tenía el tribunal" porque "las acusaciones populares no tenían legitimidad para seguir adelante".
Confianza de que la causa acabaría en nada
Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que siempre tuvo la "confianza total" de que la causa abierta por las reuniones con la izquierda abertzale "acabaría como ha acabado, en nada".
Esa reflexión personal y esa certeza, según el ministro, nace básicamente de que el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional ya se han pronunciado sobre este tema, siempre en sentido absolutorio, del archivo, y por ello la lógica le decía que, si habían dicho que no había delito, "lo razonable" era que no lo hubiera. EPF