Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iceta (PSC) ve a Rajoy "cómplice" al no cesar inmediatamente a Fernández Díaz

Estudia acciones legales contra De Alfonso por sugerir que lo filtró el PSC
El líder del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado que el presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, es "cómplice de una operación política indigna" al no cesar inmediatamente al ministro Jorge Fernández Díaz tras saberse su conversación con el director de la Oficina Antifrau de Catalunya (Oac), Daniel de Alfonso, presuntamente para buscar posibles casos de corrupción que afecten a ERC y CDC.
"La gran oportunidad para cesarlos a todos es este domingo. A Rajoy lo tenemos que cesar entre todos", ha dicho este miércoles en rueda de prensa, aunque ha lamentado que se haya filtrado la conversación durante la campaña porque desvía la atención.
Ha exigido responsabilidades al propio ministro del Interior, al director de la Oac y a quien haya grabado y difundido la conversación, y ha tachado de "insuficientes" las explicaciones que han dado hasta el momento Fernández y De Alfonso, cuyo cese ha dicho que se abordará lo antes posible en el Parlament.
EL PSC
Iceta ha desmentido "rotundamente" las insinuaciones de que el PSC ha estado detrás de la filtración, y ha dicho que están estudiando acciones legales si lo que entienden como una difamación podría ser constitutivo de delito.
De Alfonso declaró el martes a Rac1 que las conversaciones publicadas se han hecho públicas cuando se investiga una "presunta financiación ilegal" del PSC.
Iceta ha asegurado que no tiene conocimiento de ninguna investigación de la Oac sobre financiación del PSC --que reveló este martes De Alfonso--, pero ha señalado que se han abierto diligencias en "dos o tres ayuntamientos" para analizar diversas contrataciones, aunque ha resaltado que no sabe si De Alfonso se refería a este asunto.
"Precisamente la Oac se creó para que, si había sospechas, se pudieran investigar, y, si había indicios, se trasladara a la justicia para analizar las actuaciones; no para servir como una oficina de pregonera de sospechas", ha añadido Iceta.
Preguntado por si él ha tenido alguna reunión con De Alfonso, ha garantizado que nunca se han reunido a solas y que, siendo un cargo nombrado por el Parlament, no sería extraño que se reuniera con líderes de grupos parlamentarios, con el presidente de la Generalitat o con consellers: "Lo que sí es muy extraño es usar reuniones como estas para montar conspiraciones".
"El director de la Oac no ha estado a la altura. Si tiene indicios de que un partido lo ha difundido, tienen que ir al juez, no decirlo en los medios", ha criticado el líder socialista, que ha recordado que De Alfonso fue elegido por el Parlament porque consideró que era la persona idónea, algo en lo que se equivocaron, como cree que ha demostrado su actuación.
"MORTADELO Y FILEMÓN"
Iceta ha destacado que ha habido otros casos en que se han usado las instituciones con fines partidistas durante el ejecutivo del PP, y ha criticado que "para la democracia no es nada bueno que haya un gobierno de un partido que no sabe limitarse y que las instituciones están al servicio de todos, y no de su estrategia partidista".
Ha subrayado que es un "escándalo político de primera magnitud, que daña la democracia, deteriora las instituciones y perjudica a todos" y de una actuación incompatible con una democracia madura, a lo que ha añadido que las instituciones nunca deben ponerse al servicio de innobles maniobras partidistas.
Preguntado por que la conversación se grabara en el despacho del ministro, ha criticado que dice poco de la seguridad del Estado y ha dicho que recuerda a un caso de 'Mortadelo y Filemón y los hombres de la TIA' y a una película de espías: "Uno supone que en las dependencias oficiales, y más las de Interior, hay procedimientos suficientes para evitar grabaciones, pero parece que no".
Ha criticado que algunos tienden a olvidar que la Oac es una institución catalana cuando describen el asunto como una maniobra del Estado contra los independentistas, y ha avisado de que no se puede simplificar algo tan grave que afecta a una institución creada por el Parlament, que ha dicho que se podría revisar, y ha agregado: "No es la típica pelea Barça-Madrid; es mucho más serio".