Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iceta avisa de que sólo habrá pacto con el PSOE si Pedro Sanchez es presidente

A Susana Díaz: "No queremos privilegios, queremos justicia para este pueblo y para todos los pueblos de España"
El líder del PSC, Miquel Iceta, ha avisado este sábado de que los socialistas solo participarán en un pacto de Gobierno tras las elecciones generales del 26 de junio si Pedro Sánchez es el nuevo presidente.
Lo ha hecho en el mitin central del partido en L'Hospitalet de Llobregat ante más de 2.000 personas y en el que también han participado el primer secretario del PSOE y candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez; la candidata del PSC, Meritxell Batet; la alcaldesa del municipio, Núria Marín, y la candidata al Congreso por Barcelona, Mercè Perea.
"Tenemos muy claro qué pacto queremos y queremos un pacto de amplia mayoría para un gobierno progresista y para un presidente, que es Pedro Sánchez" y este es el único pacto en el que el PSOE está dispuesto a participar, ha destacado Iceta ante las encuestas que apuntan a un 'sorpasso' de Podemos.
Iceta ha puesto énfasis en el hecho de que todos los partidos estén dispuestos a pactar con el PSOE porque es la opción más conciliadora y ha dejado claro que serán los socialistas los que liderarán el futuro Ejecutivo: "Venid, venid y pactemos, pero el rumbo y el timón lo vamos a poner nosotros. Todo lo demás viene detrás".
Ha cargado duramente contra el presidente en funciones, Mariano Rajoy, y ha dicho que sólo los socialistas pueden liderar un cambio: "Hay que enviarlo al paro o a la jubilación".
"No quiero que Rajoy se vaya de rositas porque llegó al Gobierno mintiendo", diciendo que acabaría con la crisis, bajaría los impuestos, no tocaría la sanidad ni la educación públicas, reduciría la deuda y lucharía por los derechos de los trabajadores, y ha hecho todo lo contrario, ha criticado.
Como ya hizo Batet el viernes, Iceta ha querido desmarcarse de las críticas a Catalunya que ha protagonizado en los últimos días su compañera de partido y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz: "Nosotros no queremos privilegios, queremos justicia para este pueblo y para todos los pueblos de España".
Díaz acusó a Catalunya de tener privilegios y a los independentistas de querer trocear la riqueza de España con la complicidad de Unidos Podemos, precisamente en un momento en que el PSC acaba de firmar un pacto para entrar en el gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona.
CRÍTICAS A LA IZQUIERDA "MORALISTA"
La candidata del PSC por Barcelona en las elecciones generales, Meritxell Batet, ha reivindicado que los socialistas son la única alternativa a la derecha del PP, a la izquierda "moralista" que representa Podemos y a los independentistas.
"Somos la alternativa a la derecha que sólo quiere crecer generando desigualdades, a la izquierda moralista y a los independentistas excluyentes" que sólo piensan en separa a Catalunya de España, ha sentenciado Batet, que ha vuelto ha subrayar el catalanismo que representa el PSC en solitario.
Los socialistas son la alternativa real y cuenta con un amplio bagaje de lucha por los derechos sociales, a diferencia de Podemos que "piensa que se puede acabar con la desigualdad sólo por decreto".
"Somos la alternativa transformadora, la de las reformas, la que genera bienestar, derechos y libertades", la mejor opción para Catalunya donde los independentistas quieren separar cuando lo que más se necesita ahora es luchar de forma conjunta para recuperar el Estado del bienestar.
Los socialistas son la izquierda real que "ha conquistado sus sueños y los ha hecho realidad" y ahora son más necesarios que nunca porque solo ellos pueden acabar con la crisis social, económica, institucional y territorial.
"Ni nos rendimos ni cambiamos ni nos escondemos ni estamos en política porque está de moda", ha sentenciado en una nueva alusión a Podemos, a quien ha recordado que los socialistas están en política porque quieren ser servidores públicos para mejorar la vida de los ciudadanos.
Ha reivindicado el legado socialista y lo ha erigido como la mejor fórmula para que Catalunya y el resto de España den un nuevo salto de modernidad: "Queremos que Catalunya no sea una tierra pequeña que se mira al ombligo todo el día, una Catalunya que tenga ambición de cambiar España".
También ha pedido el voto para los socialistas porque hay "miles de razones para hacerlo" y entre ellas ha citado a los parados, las mujeres, los jóvenes, los pensionistas que han visto deteriorados sus derechos con el Gobierno del PP.
LEGADO SOCIALISTA
Nuria Marin ha reivindicado la labor de los socialistas a lo largo de sus 137 años de trayectoria y la ha contrapuesto al proyecto que ofrece Podemos: "Nosotros no queremos asaltar el cielo, sino transformar la tierra en la que vivimos".
Podemos cuenta con muy poco bagaje y presume de tener alcaldías en grandes capitales, mientras que los socialistas no son "alcaldes del postureo", sino que trabajan a diario por el bienestar de sus ciudadanos.
"No hacemos política de cara a la galería, somos alcaldes que trabajan de verdad en un momento en el que se ha puesto de moda el 'sí se puede", pero los socialistas llevan años demostrando que sí se puede gobernar en favor de los ciudadanos y contra las desigualdades.
Se ha dirigido explícitamente a los votantes de Podemos: "Muchos eran socialistas, les pido que vuelvan, que confíen en nosotros, en un PSOE con nuevos liderazgos, políticas y propuestas, que representa la izquierda que n quiere asaltar el cielo, sino transformar la tierra en la que vivimos".
El acto ha empezado con un minuto de silencio para condenar el asesinato de la diputada laborista británica Jo Cox y reivindicar la libertad de expresión y la democracia.