Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iceta antepone reformar la Constitución a acordar un nuevo protocolo de relación con el PSOE

Cree que ni Mas ni Rajoy harán gestos mientras la consulta esté sobre la mesa
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado este sábado que su "primer objetivo" es reformar la Constitución, y este propósito lo antepone a la redacción de un nuevo protocolo que regule la relación entre el PSOE y su partido, algo que aprobaron los socialistas catalanes en su congreso de 2011.
En una entrevista de Europa Press, ha opinado el actual protocolo de relaciones entre ambos partidos "ha funcionado muy bien", y prueba de ello es que su predecesor en la primera secretaría del partido, Pere Navarro, "demostró que cuando el PSC quiere votar diferente en el Congreso, puede hacerlo".
"Para mi lo importante es alcanzar objetivos políticos de fondo, que no son para el PSC y el PSOE sino para Cataluña y España", ha recalcado.
Ha considerado que el momento "más adecuado" para iniciar la reforma constitucional sería tras las próximas elecciones generales, y ha destacado que esta será la opción que defenderá "antes y después" del 9 de noviembre, fecha de la consulta soberanista que quiere celebrar el presidente catalán, Artur Mas.
Ha opinado que es muy difícil que Mas y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, muevan sus posiciones mientras la consulta soberanista esté sobre la mesa, algo que ha atribuido a su debilidad, y como consecuencia, "no se atreven a arriesgar" y alcanzar un acuerdo.
Ha considerado que Mas no tratará de cerrar un acuerdo "hasta que la consulta esté suspendida" y que Rajoy rechaza alcanzar un pacto mientras la consulta siga en pie.
En cualquier caso, ha pronosticado que "difícilmente habrá consulta", sobre todo teniendo en cuenta que el compromiso de Mas es que sea legal.
NO HAY 'PLAN B'
Para Iceta, Mas no tiene una alternativa a la consulta, y ha destacado que la convocatoria de unas elecciones "no es un plan", con lo que ha opinado que con su estrategia está perdiendo el tiempo.
"Se están haciendo las cosas muy mal y esto es muy malo para todos", ha dicho Iceta, que ha considerado que el Govern se equivoca al querer amparar la consulta con la nueva ley que quiere aprobar el Parlament tras el verano.
"Si hacemos una ley de consultas no refrendarias, no podemos hacer una pregunta propia de un referéndum", ha dicho Iceta, que ha instado a ambas partes a dialogar.
También ha celebrado que en su reunión con Rajoy, Mas entregase a Rajoy un documento con 23 temas relativos a economía, cultura y política social: "Tras el día de la 'no consulta' --como ha definido el 9 de noviembre-- habrá problemas a resolver y los Gobiernos tienen la obligación de ponerse de acuerdo".
En este sentido, ha recordado al Govern que el PSC está abierto a colaborar con Mas, siempre que ello no sea para "desmantelar la sanidad pública, buscar la confrontación con el resto de España" y cometer nuevos recortes, ha dicho.