Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias avisa al PSOE de que un Gobierno en solitario no sería estable

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha advertido este martes de que un Gobierno "sólo del PSOE sería lo contrario a un Gobierno estable" porque sería el Ejecutivo con menos apoyo popular de la democracia española. Es más, cree que "no es sensato" que alguien que ha sacado el peor resultado electoral de su historia pida "el aval para gobernar solo".
Así, ha dejado claro que aunque Podemos y PSOE pacten un programa de Gobierno eso no será suficiente para darle su apoyo y ha dicho que sería lo mismo que si Podemos pretendiese formar Gobierno en solitario, en una entrevista en el programa de radio Carne Cruda, recogida por Europa Press.
Con todo, Iglesias ha defendido que ser vicepresidente de un Gobierno de Sánchez no es para él "una condición" sino "una consecuencia" de la formación de un Gobierno de coalición. Y ha insistido en que el Ejecutivo de coalición es la "garantía de que no ocurra lo que ha ocurrido tantas veces", que el PSOE incumpla sus promesas.
"El papel a veces se lo lleva el viento", ha dicho, y ha aprovechado para afear al PSOE que la exministra Trinidad Jiménez haya fichado por Telefónica y la exvicepresidenta Elena Salgado vaya a entrar en el consejo de Nueva Pescanova.
Iglesias ha apostado por un Gobierno de coalición "proporcional" en función de los votos que obtuvo cada partido, siguiendo el modelo del Gobierno valenciano. No obstante, quién tenga más o menos ministerios "habrá que verlo en la negociación".
El líder de Podemos ha insistido en que la propuesta de negociación que el PSOE les ha enviado contiene propuestas de Podemos que antes eran tachadas de "populistas", como la renta mínima garantizada.
También detecta que el PSOE está cambiando en el hecho de que este martes él ha coincidido con socialistas en una manifestación de apoyo a ocho sindicalistas de la fábrica de Airbus en Getafe (Madrid), que serán juzgados por incidentes en una huelga que se convocó contra la reforma laboral de Zapatero en 2010. Iglesias ha recordado que él fue piquete en esa huelga.
Frente a eso, ha apuntado que Ciudadanos, con quien el PSOE también negocia la formación de Gobierno, es un partido que defiende "el despido único" y "desprecia" a los sindicalistas. Por eso, aunque ha insistido en que Podemos no ha "planteado ningún veto" y en que en política hay que hablar con todos, ha reiterado su tesis de que el PSOE tendrá que elegir entre gobernar con PP y Ciudadanos o hacerlo con Podemos e IU.
Y aunque ha reiterado que él estaría encantado de que Ciudadanos se abstuviese para permitir ese gobierno "de progreso", ha recordado que los de Albert Rivera han dicho que no lo harán.
"ES MUY DIFÍCIL QUE CIUDADANOS DEJE DE SER CIUDADANOS"
"Es muy difícil que Ciudadanos deje de ser Ciudadanos; yo una vez dije que Albert Rivera no era de izquierdas ni de derechas, sino de lo que hiciese falta, pero creo que será muy difícil que se conviertan en una fuerza que apoye medidas contrarias a los recortes", ha dicho.
Por otro lado, ha recalcado que para Podemos es "imprescindible" que el nuevo Gobierno vuelva a reformar el artículo 135 de la Constitución, que negocie con Bruselas otro plazo para recortar el déficit, que se cambie la postura sobre el Tratado de Libre Comercio e Inversión con Estados Unidos (TTIP) y las puertas giratorias.
También ha defendido su propuesta de un referéndum para Cataluña como la mejor solución para el problema territorial pero se ha mostrado dispuesto a escuchar lo que proponga el PSOE.